La Rioja

Logroño, la ciudad de los proyectos inacabados

Algo habrás oído al respecto, pero por si acaso lo recordamos: este año hay elecciones municipales y autonómicas en La Rioja. A tenor de los precedentes históricos, cualquier malpensado podría aventurarse a afirmar que eso se traducirá en un espaldarazo definitivo a mil y un proyectos de obra pública, por aquello del corte de cinta y la fotografía en precampaña.

En cambio, la realidad es que en Logroño esa circunstancia parece lejos de producirse. Las grandes actuaciones previstas para este mandato se encuentran mayoritariamente estancadas, por una razón o por otra. Hasta doce proyectos llamados a ser importantes en la capital riojana tienen echado el freno de mano hasta próximo aviso. Repasamos la situación actual de cada uno de ellos.

1.- La nueva estación de autobuses

La joya de la corona de la inversión pública en la capital riojana se enfrenta a nuevos retrasos, tal y como recoge la información de Javier Campos que publica Diario La Rioja. Una modificación de la cúpula que conectará la nueva infraestructura con la estación de ferrocarril encarecerá el proyecto y retrasará aún más su inauguración, que ya debería haberse producido sobre la base de las condiciones iniciales.

¿Cuándo entrará en servicio, entonces, la nueva estación? “A lo largo de 2019”, indicó la alcaldesa en su último balance de la gestión municipal. Ahora debe reunirse el consejo de administración de la sociedad Logroño Integración del Ferrocarril (LIF, que integra a las administraciones local, regional y estatal) para aprobar la modificación del proyecto, adjudicado a la UTE compuesta por Vías y Construcciones, Ismael Andrés y Agua y Jardín.

2.- Centro de la Cultura del Rioja

La historia interminable. En el verano de 2016 unas goteras y un problema con el software del edificio obligaron a cerrar sus puertas, que no han vuelto a abrirse hasta la fecha. Por el camino quedan la resolución por mutuo acuerdo del contrato con la empresa encargada de su gestión (la UTE Riojawine International Center, integrada por Osga y Sapje) y el nombramiento de Claudia Balboa como nueva directora del centro.

Según indicó Ciudadanos en la ruptura de las negociaciones con el Ayuntamiento para los Presupuestos de 2019, hasta finales de este año no está previsto que pueda volver a estar operativo el CCR. ¿El motivo? No están formalizados los contratos del servicio de limpieza, vigilancia y bar y, además, el centro no cuenta con una partida presupuestaria específica en las Cuentas municipales de este ejercicio.

3.- La Casa del Cuento (o Casa de las Letras)

Proyecto víctima de una serie de catastróficas desdichas. En febrero de 2017, durante la remodelación de la estructura exterior del viejo edificio del Parque Gallarza, todo se vino abajo. Vuelta a empezar. Ocho meses después se rescindió el contrato con la UTE integrada por Eurocontratas y Ortiz Construcciones, a la que se habían adjudicado las actuaciones por un importe de 1,7 millones de euros.

El pasado mes de agosto, el Ayuntamiento indemnizó con 34.300 euros a la UTE en concepto del 3% del importe de la obra pendiente de ejecutar.

En octubre se licitó el nuevo proyecto, rebautizado como Casa de las Letras, esta vez por importe de 2,6 millones y un plazo de ejecución de veinte meses. Las obras aún no están adjudicadas pero, entre tanto, el arquitecto responsable de la Oficina de Rehabilitación y Centro Histórico de Logroño envió en noviembre un escrito al Consistorio advirtiendo del riesgo de otro posible derrumbe, al no estar justificado el cálculo de la cimentación en el proyecto.

4.- El Soterramiento

No hay dinero para más. Aunque la primera fase del Soterramiento todavía no ha concluído, el ministro Ábalos confirmó en su visita a Logroño del pasado 8 de noviembre que la financiación de las fases II y III se encuentran en punto muerto.

El ministro emplazó a una próxima reunión entre todos los actores de la LIF “para ver cómo se puede abordar este caso”, limitándose a subrayar que la de Fomento “no es una posición de resistencia ni de enrocamiento”. Pese a todo, en la realidad material del dinero, la presidenta de Adif afirmaba días antes que no había previsiones temporales para la fase II, algo que no desmintió Ábalos.

De lo comprometido en esa primera fase solo resta por ejecutar el famoso ‘nudo’ de Vara de Rey con Duques de Nájera, que se inició el pasado mes de noviembre con las obras de la nueva glorieta entre las calles Pino y Amorena, Belchite y Duques de Nájera.

5.- El Sagasta

Un icono, un símbolo de la educación riojana que tampoco se ha librado de los contratiempos en su remodelación. Hace poco menos de un año el Gobierno de La Rioja presentó el proyecto de reforma integral del viejo instituto de la Glorieta del Doctor Zubía, cuyas obras fueron adjudicadas en agosto a Dragados y Qoda, por un importe de 21,3 millones de euros.

Todo parecía ir sobre ruedas, hasta que Mariano López Navarro y FCC paralizaron el proceso en septiembre, denunciando ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales su exclusión por baja temeraria en el proceso de adjudicación. Tras desestimarse su demanda un mes y medio más tarde, ambas empresas volvieron a presentar un segundo recurso, que mantiene en suspenso la remodelación del instituto hasta próximo aviso.

6.- La Plaza de Abastos

Otra de las actuaciones señaladas como prioritarias por su posición estratégica pero que se ha pasado prácticamente toda la legislatura en punto muerto. En el verano de 2016 los técnicos de la empresa pública estatal Mercasa visitaban la Plaza de Abastos para valorar posibles nuevos usos a partir de la necesaria remodelación del mercado.

Meses antes, en uno de los primeros plenos del mandato, los grupos municipales propusieron un concurso de ideas para consensuar qué se hacía en el mercado de referencia del Casco Antiguo. Varias empresas se han reunido en los últimos meses con los comerciantes que mantienen abiertos sus puestos, pero todavía no se ha concretado nada acerca del futuro de la instalación.

7.- La pasarela de Los Lirios

Una de las nuevas infraestructuras más demandadas por los vecinos en esta legislatura. El Ayuntamiento se comprometió en junio de 2017 a crear un paso elevado para que decenas de padres y niños no tengan que cruzar la calzada de la A-13, con el consiguiente riesgo de atropellos.

A finales del pasado mes de octubre, el Consistorio anunciaba la convocatoria de otro concurso de ideas para definir la pasarela peatonal, después de incoar un expediente a la empresa Alfestal con que se resolvía el contrato de redacción del proyecto, “por la deficiente ejecución de las prestaciones objeto del contrato”.

La empresa no se quedó de brazos cruzados y emitió un comunicado en el que criticaba el silencio por parte de los responsables municipales durante la tramitación del proyecto y deslizaba un posible recurso judicial. Hasta la fecha, no hay constancia del resultado de dicho concurso de ideas.

8.- Ramblasque – Avenida de la Sierra

Según cuentan las malas lenguas, el principal asunto por el que Logroño ha tenido que prorrogar sus Presupuestos para el nuevo año. La versión cambia en función del interlocutor. Ciudadanos asegura que el equipo de Gobierno “no tiene ninguna voluntad de negociar con la Junta de Compensación” el desarrollo de este sector y señala que hace un año estaba ya redactado un borrador con el acuerdo, pero la inacción del Ayuntamiento ha impedido que se lleve a cabo.

La versión de la alcaldesa es bastante diferente: “Es la única exigencia que ni está cumplida ni vamos a cumplir porque se trata de una recalificación ilegal y poco ética”, afirmaba a principios de diciembre, acusando a la formación naranja de querer recalificar un terreno y “pasar de 275 viviendas a 2.500”, algo que “tiene que ver con intereses particulares, no con el interés general”. Por un motivo o por otro, Ramblasque sigue en ‘stand by’.

9.- El Corredor Ecológico del Ebro

Fue uno de los primeros anuncios del Ayuntamiento en la legislatura, allá por 2015. La iniciativa persigue habilitar un circuito de 22 kilómetros de longitud entre el Meandro de El Cortijo y el Soto de los Americanos, con una anchura de entre dos y tres metros, con un presupuesto conjunto de más de dos millones de euros.

En agosto de 2016 se avanzó que las obras comenzarían a principios del año siguiente, al objeto de concluir a lo largo de la legislatura los trabajos a lo largo de nueve kilómetros. Aunque el proyecto ha recibido partidas concretas en los Presupuestos de la ciudad, la realidad es que su materialización aún no se ha producido. De hecho, la alcaldesa no hizo mención al Corredor Ecológico en su balance de gestión desarrollado este lunes, en el que citó algunas de las prioridades del equipo de Gobierno en el año que acaba de comenzar.

10.- La recuperación de La Villanueva (o el ‘Barrio de la Creatividad’)

Enero de 2016. El pleno municipal aprueba la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de La Villanueva, al objeto de convertirlo en el ‘Barrio de la Creatividad y de la Innovación’. Entre los retos planteados entonces, “se buscará estimular el área como foco de atracción de residentes que establezcan su lugar de trabajo y su vivienda en la misma edificación o próxima. Desde las actividades más tradicionales de artesanos y artistas hasta las nuevas generaciones de nativos digitales cuya actividad económica se desarrolla a través de la red”.

“La Villanueva tendrá un centro dotacional emblemático en el edificio que antaño albergó el colegio San Bernabé. Será un espacio de referencia para las TIC en toda la ciudad que atraerá visitantes de otras zonas y barrios logroñeses”, añadía el plan municipal, que partía con una previsión presupuestaria de 10,5 millones de euros y acabó quedándose en 8,9.

Para hacer frente a la inversión, el Consistorio tenía una estrategia: recurrir a dos millones de euros procedentes de los fondos FEDER. En cambio, Europa consideró que la estrategia no cumplía los requisitos y el Ayuntamiento se comprometió a “llevar adelante el proyecto con independencia de estos fondos”. No obstante, la lluvia de millones llegó el pasado mes de mayo, cuando Europa reconsideró su planteamiento y concedió una ayuda de 1,8 millones de euros.

11.- El solar de Maristas

Otra de las cuestiones que más inquietud ha generado entre los vecinos durante el presente mandato. Desde que los Maristas se marcharan a su nueva ubicación a las afueras de la ciudad, la gran pregunta estaba en el aire: ¿qué ocurrirá con los terrenos del antiguo colegio?

Hace ahora dos años el Ayuntamiento presentó su plan: construir un centro deportivo municipal y aprovechar el patio del recreo como una nueva gran plaza pública abierta a Ciriaco Garrido. Era el acuerdo al que llegó con la propietaria del solar y las instalaciones, Buildingcentre, tras “dos años de intenso trabajo”.

Aun así, las fechas fueron pasando y los nervios afloraron entre los comerciantes de la zona, que empapelaron el entorno de las Cien Tiendas con carteles urgiendo a los grupos municipales a alcanzar un acuerdo definitivo para Maristas. En junio de ese mismo año llegaba una nueva modificación al proyecto anunciado en enero: uso comercial para las plantas bajas y soportales en la Avenida de Colón.

El ansiado acuerdo llegó en julio y lo firmaron los grupos municipales de PP, Cs y PR+ y a finales de este pasado año se aprobaba la modificación del Plan General Municipal que afecta al proyecto, que está pendiente de aprobación definitiva, algo que la alcaldesa auguró para “dentro de cuatro o cinco meses”, esto es, en abril o mayo.

12. La ampliación del Teatro Bretón

En abril de 2017, el entonces ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, confirmaba la cesión gratuita de los antiguos Juzgados en Logroño al Ayuntamiento. La idea era hacer un teatro con el doble de espacio, vanguardista y con más oportunidades escénicas que el actual Teatro Bretón.

“Era una oportunidad que no podíamos dejar pasar. Será el proyecto más ambicioso en el ámbito de la Cultura que la ciudad aborde en muchos años, en décadas”, señalaba la alcaldesa Cuca Gamrra al presentar el anteproyecto, cuyo presupuesto ascendía a 4,4 millones de euros más IVA. Casi dos años más tarde, aún no se ha licitado ni la redacción del proyecto.

El único ‘paso’ dado es que en 2018 consiguió la cofinanciación por parte del Gobierno central, habiéndose firmado un protocolo para ello el pasado mes de diciembre.

El punto de inflexión de mayo

Así las cosas, en menos de cinco meses llegarán las elecciones municipales y autonómicas (quién sabe si en 2019 hay también una cita con las urnas a nivel nacional), de las que saldrán las administraciones llamadas a culminar estos proyectos y poner en marcha otros nuevos.

De los Gobiernos resultantes y del consenso entre las fuerzas que obtengan representación institucional dependerá que Logroño deje de ser, si es que eso es posible, la ciudad de los proyectos inacabados.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir