La Rioja

La parcela de Maristas de Logroño ya tiene nuevo plan

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles la modificación del Plan General Municipal que afecta al solar del antiguo colegio de los Hermanos Maristas, en el Paseo de las Cien Tiendas de la capital riojana. La propiedad podría ejecutar el proyecto, según ha afirmado la alcaldesa Cuca Gamarra, «cuando se produzca la aprobación definitiva, en cuatro o cinco meses».

Las modificaciones con respecto a la propuesta existente, realizada hace un año, afectan al edificio del futuro centro deportivo, que amplía su principal fachada de acceso, desde la nueva plaza pública de Ciriaco Garrido, de 17 a 26 metros; el edificio residencial en esquina entre la plaza y Ciriaco Garrido pasa de baja más 7 alturas a baja más 6 alturas; eliminando la séptima planta retranqueada inicialmente prevista; el soportal situado frente a avenida de Colón amplía su sección (pasando prácticamente al doble, de unos 3 a 5 metros), y se prolonga desde Ciriaco Garrido hasta la esquina de Calvo Sotelo, cuando hasta el momento se cortaba a mitad de la manzana; en el encuentro de avenida de Colón con Calvo Sotelo se reserva un espacio público, donde antes era zona verde privada; el nuevo volumen que integra el edificio histórico del colegio se prolonga, ocupando la totalidad de la parcela (antes dejaba un pequeño medianil respecto al edificio contiguo de Calvo Sotelo 38).

Además, y aunque no es objeto de ordenación ni vinculante según informa el Ayuntamiento en una nota, durante estos meses se ha ido trabajando también en el diseño de urbanización de la plaza pública, 1.400 metros cuadrados de una parte de lo que fue el patio del colegio, junto al polideportivo. Así, y a falta de concretar los detalles, la principal novedad respecto a la propuesta inicial se referirá al arbolado, que reducirá el número de ejemplares pero serán «de más porte, para lograr un mayor soleamiento».

La alcaldesa de Logroño ha dicho de este nuevo trámite que supone “un importante avance en la consecución de un proyecto muy ilusionante para la ciudad, complejo pero decisivo para la reactivación del centro, fundamentalmente para la zona de las Cien Tiendas”.

«Gran complejidad técnica y administrativa»

Cuca Gamarra ha aprovechado la rueda de prensa de presentación del proyecto para agradecer a los técnicos municipales el esfuerzo por sacar adelante este proyecto de gran complejidad técnica y administrativa. Un trabajo que se está desarrollando en estrecha colaboración con los técnicos de la propiedad y que ha permitido, como ha señalado Gamarra, «que el expediente haya llegado muy estudiado y muy avanzado por lo que de ahora en adelante los plazos se acortarán».

De este modo, la modificación puntual del Plan General Municipal -necesaria para la reordenación de los usos públicos y privados en la parcela, y tras superar su aprobación inicial- será nuevamente sometida a exposición pública, no esperándose la presentación de muchas alegaciones por haber sido ya resueltas varias de las expuestas con anterioridad. De ahí se pasará a la aprobación provisional y al informe de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (COTUR) con el que, finalmente y en torno a principios de la primavera, se logrará la aprobación definitiva.

A partir de ahí, comenzarán a contar los plazos establecidos en el convenio, teniendo la propiedad la obligación de -en dos meses como máximo- redactar y presentar para su aprobación el proyecto del instrumento de gestión urbanística (con forma de convenio de gestión) para la inscripción registral de las parcelas según los nuevos usos y su titularidad (contando que la plaza y el polideportivo son cedidos al Ayuntamiento).

Los mismos dos meses que tendrá para presentar el proyecto de urbanización. Hay que tener en cuenta que los instrumentos de gestión y ejecución no pueden ser aprobados hasta que se apruebe definitivamente el instrumento de planeamiento (que conlleva la modificación puntual del PGM) con el que se define el detalle de la nueva ordenación, aunque pueden ir redactándose en paralelo.

Otro de los plazos importantes establecidos como obligación en el convenio es que tras la inscripción de las parcelas en el Registro de la Propiedad, los promotores deberán solicitar la licencia de edificación en el plazo de tres años, «con ejecución forzosa en caso de incumplimiento». El Ayuntamiento también ha contraído una obligación temporal, la de mantener cuatro años la vigencia del convenio.

Como ha resaltado la alcaldesa, «todas las partes estamos poniendo toda nuestra voluntad y el mayor compromiso para que este proyecto salga adelante, con unos plazos razonables que nos aseguren una solución lo más ágil posible que impulse una zona que se vio perjudicada por el traslado del colegio y la crisis económica».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir