El Rioja

Vendimia finalizada: uva en bodega, historias en imprenta

Sin tractores ni corquetes, la vendimia de NueveCuatroUno se da por finalizada. Ya están todos nuestros particulares racimos en bodega. Después de más de 1.200 kilómetros recorridos por toda la comarca que abarca la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, la cosecha de historias en torno a nuestro bien más preciado se encuentra a buen recaudo. Fermentando en la sección de la web, los enólogos de la redacción ya trabajan en la segunda edición en formato revista de ‘Diario de Vendimia’.

A pie de viña ha vuelto a estar el periodista logroñés Fernando Bóbeda, quien ha visitado casi una treinta de bodegas para hablar con cerca de cien personas. Bodegueros, agricultores, técnicos, temporeros, directores… todos ellos nos han ayudado a realizar una vendimia que, esperamos, sea igual de excelente que la vaticinada por los expertos para este año.

Gracias al corresponsal de NueveCuatroUno en el viñedo riojano, junto al resto del equipo de la redacción, hemos vuelto a descubrir historias de esas que nos reconcilian con nuestra tierra. ‘El guindilla’ nos ha robado el corazón con su sinceridad y cercanía, hemos descubierto que las garnachas de Rincón de Olivedo son «las mejores del mundo» y hemos conocido los secretos del tempranillo de peludo con Marcos Eguren.

Charla en la viña: «¡Cuántas veces hemos vendimiado en noviembre!» | Foto: Clara Larrea Quemada

Es la magia del Rioja. La magia del vino. Como las uvas mágicas de Roda o el ‘amarone’ que realiza Santalba. O ese gran desconocido para el riojano medio: el calagraño. ¿Sabrías situar el singular Cerro La Isa? ¿Y explicarnos qué es el efecto Foehn que tanto bien hace a nuestros viñedos? Con la precisión de un refractómetro, Fernando Bóbeda ha ido desgranando todas esas historias. Y muchas más. Incansable al frenético ritmo de esta época del año en la región, el barro de sus zapatos atestigua lo vivido entre cepas.

Empezamos a gastar tinta al mismo ritmo que los remolques se iban cargando de uva, allá por el 20 de agosto, tan lejano como adelantado. Aldeanueva fue el pistoletazo de salida y Viña Tondonia, junto a Julio López de Heredia, la última parada. Entre tanto, Ábalos, Galbárruli, San Vicente de la Sonsierra, Tudelilla, Gimileo, Rincón de Olivedo, Briones, Oyón, Laserna, Logroño, Laguardia, Elciego…

Cuando el tiempo se detiene | Foto: Clara Larrea Quemada

El 2 de octubre dimos la vendimia por generalizada, para el Puente del Pilar estábamos todos en la viña como antaño y para el Día de Todos los Santos ya habíamos casi terminado. Tocaba recoger aparejos. Los nuestros se guardan rápido. Cuaderno, bolígrafo y grabadora ya descansan esperando a la próxima cosecha. Ahora llega el turno de la imprenta, los enólogos y las bodegas. Toca disfrutar con el trabajo realizado semanas y meses atrás.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir