El Rioja

Viña, clima y experiencia: la fórmula para una gran añada en Rioja

Ya no sorprende escuchar que esta vendimia se prevé «peculiar», «espectacular» o «histórica», tal como la han calificado desde el Consejo Regulador de la DOCa Rioja. Aún así, habrá que esperar a mediados de abril del año que viene para conocer la valoración oficial. Mientras tanto, un proceso de cata de unas 5.000 muestras procedentes de todas las bodegas pertenecientes a la Denominación (en torno a 600) serán las que ratifiquen «una vendimia con una rigurosa valoración entre muy buena y excelente», según el director técnico del Consejo, Pablo Franco.

Y es que todos los astros se han aliado para dar lugar a una cosecha que según manifiesta algún bodeguero, «no se repetía desde 2001». Semejante a ella o no, lo cierto es que entre el vigor del viñedo más contenido, una cosecha más moderada y unas bayas más pequeñas y menos compactas, el estado sanitario de los racimos es perfecto. Además, se ha obtenido una buena extracción de color y unas pepitas crujientes que reflejan su buena maduración.

Así lo considera Franco, quien señala que «es muy complicado que se den todos estos factores en una misma campaña, sumándole las buenas condiciones meteorológicas y la ausencia de enfermedades». Además, las tormentas acontecidas en septiembre en Rioja Alta de forma no continuada sino en los momentos óptimos de inicio y final de maduración han propiciado un buen desarrollo del potencial aromático de la uva y de su estructura.

«Pero, sobre todo, lo que ha influido en estos resultados es la maestría que han tenido viticultores y bodegueros a la hora de arriesgarse y estirar el tiempo de maduración, todo ello para conseguir parámetros extraordinarios, para llegar a la excelencia», apunta el director técnico. Este indicador «importante» refleja que los agricultores «no han buscado la comodidad, sino que han ido a por lo diferente».

En general, las bodegas han recibido un «tinto redondo, un tanino muy maduro con mucha fruta, dulce, algo que también resulta sorprendente porque suelen ser taninos menos hechos en estas fechas». Ello va a facilitar, posteriormente, el trabar con estos vinos en las barricas. Pero el estudio detallado se llevará a cabo en la cata, donde se muestrearán todos los tanques de las bodegas para hacer una valoración sensorial y una analítica fisicoquímica.

Mientras, los precios de la uva también son considerados «buenos» por el Consejo Regulador, aunque para ciertos agricultores se estimen «bajos teniendo en cuenta la buena calidad de los vinos de este año». Lo cierto es que, tal como explica Franco, los valores en gran parte están condicionados por aspectos como «la calidad, la comercialización, las existencias en bodega y la actual cosecha». Además, «cabe tener en cuenta que en durante los dos años anteriores se han dado unos valores que no son los precios medios con los que Rioja trabaja».

El director técnico incide en que lo que la DOCa Rioja plantea es alcanzar un equilibrio a un periodo medio y no siempre ser a corto plazo: Probablemente, en las dos últimas campañas los precios se han situado por encima la media de un ciclo de cinco o diez años, pero también este año va a estar muy igualado o ligeramente por encima de los valores medios». Además, recalca que «al fin y al cabo, el precio es un indicador muy puntual y cortoplacista pero es importante recordar que va a asegurar la rentabilidad tanto para el agricultor como para el bodeguero».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir