Gastronomía

El lustro de oro de la cocina riojana, el paraíso Michelin

La Rioja amplía su dominio como región con más estrellas Michelin

'Cultura', la reinterpretación del matrimonio riojano de Íkaro.

Los radiotelescopios de los paladares más exquisitos de España apuntan desde 2018, de forma ininterrumpida, a la galaxia gastronómica riojana como la que más brilla. Y desde esta semana, al incorporar la estrella de Ajonegro a la Guía Michelin, lo hace aún con mayor intensidad.

No hay otro rincón de España que acumule más astros de la gran Biblia gastronómica (siete) con tan pocos habitantes (319.796, según el INE), lo que arroja una relación de una estrella por cada 45.658 vecinos. Hace cuatro años, cuando Íkaro se alzó al firmamento gastronómico por excelencia, La Rioja se aferró al prestigio de convertirse en la comunidad más estrellada en términos relativo. Y desde entonces, no solo no ha perdido esa posición de privilegio, sino que ha aumentado la ventaja sobre sus perseguidores.

Aunque sigue compartiendo el podio con Cantabria y País Vasco, estas comunidades han intercambiado sus posiciones respecto al pasado año, al escalar los cántabros a la segunda posición, con una estrella por cada 53.137 vecinos.

FOTO: Restaurante Echaurren.

En términos absolutos, Cataluña mantiene su dominio incuestionable en la ‘Guía Roja’ con sus 72 distinciones, seguida de la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid (33 astros cada una), País Vasco (31) y Andalucía (27). Por debajo de la veintena de estrellas se sitúan Castilla y León, Galicia (18 cada una), Islas Baleares (15), Castilla-La Mancha (13), Asturias, Canarias (12) y Cantabria (11).

En la Guía se reparten ocho astros los restaurantes aragoneses, siete los riojanos, cinco los navarros y los murcianos, y cierra la lista Extremadura, con cuatro estrellas.

El lustro de oro

Fue Francis Paniego quien comenzó esta carrera en 2004 con esa primera estrella para el Portal del Echaurren, situando así a La Rioja en el planetario Michelin. Tuvieron que pasar nueve años para que el chef de Ezcaray se colocase otra segunda estrella al cuello -ahora luce cuatro por su asesoramiento en otros dos restaurantes-, consagrándose como una referencia a nivel nacional y haciendo de su «casa» el único establecimiento de la comunidad con doble distinción.

El siguiente en subirse al pódium fue Ignacio Echapresto desde Daroca de Rioja, el municipio más pequeño del mundo con una estrella Michelin. Lo hizo en 2010 y gracias a esa cocina de vanguardia y proximidad que elabora en Venta Moncalvillo.

Y siete años después, el alfareño Félix Jiménez volvió a conquistar el firmamento Michelin. Con sus técnicas más selectas traídas desde Japón, este chef ha elaborado una imponente carta en su restaurante Kiro Sushi de la capital riojana.

Las buenas nuevas llegaron un año después de la mano de la pareja formada por Carolina Sánchez e Iñaki Murua, maridando el estilo traído de Ecuador con el del vecino País Vasco. El equipo se hizo con la estrella más codiciada y la quinta para La Rioja hace cuatro años desde las cocinas de Ikaro.

Miguel Caño (Restaurante Nublo) | Foto: Fernando Díaz (Riojapress)

Y de nuevo el brillo volvió a salir de la ciudad para recaer en los pueblos riojanos. Miguel Caño y todo el equipo que lo rodea hicieron también historia el año pasado colocando su proyecto gastronómico Nublo en lo alto del panorama nacional culinario. Una nueva estrella viajaba entonces hasta Haro para iluminar más todavía a una de las ciudades que dio los primeros pasos en el alumbrado del país y lo hacía desde un palacio del siglo XVI.

La séptima estrella de la cocina riojana ascendía al firmamento Michelin este martes, al reconocer la Guía la fusión con el sello de Mariana Sánchez y Gonzalo Baquedano desde la calle Hermanos Moroy de Logroño.

Una Estrella al otro lado de la muga

Hasta Elciego viajó en 2011 otro foco de para completar esa galaxia Michelin, concretamente hasta la bodega Marqués de Riscal. Desde la reconocida construcción de Frank Gehry, el chef Francis Paniego lidera el restaurante abierto en 2006 impulsndo una cocina donde abanderar la innovación y la excelencia.

Subir