Gastronomía

Los Soles Repsol, un patrimonio gastronómico a beneficio de Logroño

Los Soles Repsol, un patrimonio gastronómico a beneficio de Logroño

Los Soles Repsol de Logroño (Félix Jiménez, Kiro Sushi; Juan Carlos Ferrando; Carolina Sánchez e Iñaki Murúa, Íkaro; José Félix Rodríguez, La Galería y Ramón Piñeiro, La Cocina de Ramón) y el presidente de la Academia Riojana de Gastronomía, Pedro Barrio, han dado cuenta este lunes de lo que representan estos galardones para el conjunto de la sociedad logroñesa.

Más allá del efecto directo en la cocina de la capital riojana, este tipo de reconocimientos «muestran el camino a otros sectores», como ha señalado Barrio durante el recibimiento a los chefs del alcalde en el Ayuntamiento de la ciudad.

Con estos premios la imagen de la ciudad se ha visto reforzada de forma positiva desde el punto de vista económico, social, cultural y turístico. El presidente de la Academia ha manifestado que «tenemos que espabilarnos todos e intentar sacar valor de todo lo que tenemos». Incluso se ha pronunciado respecto a las autoridades: «Tienen que facilitar, potenciar, o al menos no dificultar el trabajo de crecimiento de un sector tan importante».

Estos cocineros son reconocidos a nivel nacional e internacional, con unos premios que dan visibilidad y transmiten una imagen de calidad y excelencia a Logroño, convirtiéndolo en un punto turístico-gastronómico obligatorio. Algo que, según ha indicado Pedro Barrio, se ha consigue «gracias al esfuerzo por la búsqueda de la excelencia».

Los nuevos galardonados este año, Félix Jiménez (Kiro Sushi, con su segundo astro) y Juan Carlos Ferrando (que se estrena en el listado), han resaltado que el primer efecto secundario es un aumento en las reservas en María Teresa Gil de Gárate. Félix ha matizado que, junto a eso, también hay un «sentimiento de  responsabilidad con la guía que te otorga este premio. Ahora van a venir clientes por esta distinción y debemos recompensar esa visita». Por su parte Ferrando ha puntualizado que ahora tiene reservas de «clientes que ya habían estado y quieren volver. Y de quién aun no había estado y ahora quiere estar». Admitiendo, eso sí, que «esto no me va a parar, voy a seguir mejorando día a día».

Los propietarios del Íkaro, Iñaki Murúa y Carolina Sánchez, han afirmado que se dedican a lo que les gusta y que este tipo de reconocimientos es algo gratificante. Estar aquí para ellos era algo impensable hace solo unos pocos años: «Los menús degustación es algo que no funciona, nos decían, pero ahora la gente se interesa por cosas diferentes; el público se ha abierto un poco más, busca cosas nuevas y esto se ha podido demostrar con la cocina que ahora se está haciendo».

También han mencionado los difíciles momentos que están pasando debido a la pandemia. Ramón Piñeiro, de La Cocina de Ramón, ha sido uno de los que se han acordado de esta difícil situación y ha recordado que a pesar de celebrar recientemente su noveno aniversario, la crisis ha hecho temblar sus cimientos y casi se derrumba.

«Somos una alianza de una gran parte de la economía de La Rioja. Somos representantes de unos sectores que también se ven afectados por esto, como las bodegas y productores. Nos sentimos satisfechos de poder poner nuestro grano de arena en esta lucha que nos ha tocado vivir», ha indicado. José Félix Rodríguez, de La Galería, ha apuntado que «estos reconocimientos, devuelven las ganas de seguir para adelante».

Todos los ‘soleados’ chefs se han mostrado positivos respecto al futuro y a las próximas generaciones, que a buen seguro se inspirarán en ellos, algo que también infunde sentimiento de responsabilidad. Para los que vienen apretando desde atrás, Félix Jiménez deja una ‘fórmula’ a seguir: «Esfuerzo, sacrificio y dedicación. Sé el mejor contigo mismo».

Subir