Deportes

Iñaki: «Un ascenso te cambia la vida más que un título»

Iñaki Sáenz (Calahorra, 29 de abril de 1988) es una pieza insigne de la UD Logroñés. Riojano de pura cepa, se formó en el club blanquirrojo, emigró para buscar otros objetivos y volvió hacia su tierra, siempre con un objetivo entre ceja y ceja: volver al fútbol profesional. Un año y medio después, la meta solamente está a 90 minutos, ganar al Castellón (sábado 18 de julio, 22 horas, La Rosaleda). El atacante lo tiene claro y así lo ha expresado en ‘Ser Deportivos La Rioja’: «Un ascenso te cambia la vida más que un título»

Para el futbolista, ganar un título en la superélite no modifica especialmente la vida del protagonista. En cambio, percibe una gran metamorfosis en salir del pozo y llegar al fútbol profesional: «El cambio en el club y los jugadores es brutal». Lo dice alguien que lo vivió de primera mano, tanto con el Alavés como con el Racing de Santander. Un camino que comenzó el 18 de julio de 2019 y puede terminar justo un año después. El círculo mágico: «Si al final llegamos al objetivo, diremos que ha sido largo o corto, pero lo importante es que lo conseguimos».

La plantilla pone énfasis en la normalidad, aspecto que para Iñaki es la clave del rendimiento de su equipo y del primer puesto obtenido al final de esta atípica temporada. Apela a la lógica y al trabajo diario y huye de la hipermotivación. Ilusión sí, obsesión no. En un discurso prácticamente calcado al del técnico Sergio Rodríguez, pondera la importancia de focalizar sus circunstancias: «Ser nosotros mismos, el rival y sus circunstancias no son manejables. El equipo está muy preparado, física y mentalmente».

Un equipo que no se puede entender sin Miguel Martínez de Corta, Álvaro Arnedo y Pablo Bobadilla. Tres baluartes riojanos que llevan un larguísimo tiempo fuera de los terrenos de juego por graves problemas en sus ligamentos cruzados y diversas complicaciones. El trío pasó un interminable calvario e Iñaki no se olvida de ellos: «Se lo digo a ellos, me hace muchísima ilusión, las lesiones son lo peor. Ellos hubiesen disfrutado muchísimo de esto. Cuando todo esto acabe iré a buscarlo y lo celebraremos juntos».

Un conjunto con denominación de origen

La UD Logroñés es un conjunto con fuerte componente riojano. La junta directiva, una buena parte del cuerpo técnico, los dos jugadores más importantes (Miguel e Iñaki), el propietario… En ese sentido, Sáenz bromea: «Parecemos el Athletic, demuestra que en La Rioja somos una comunidad pequeñita, pero muy implicada en todos los ámbitos y muy válida para representar a nuestros clubes. Cuántos más riojanos seamos, pero el objetivo al final es volver al fútbol profesional».

En medio de esta atmósfera distante, los aficionados sortean el coronavirus a través de las redes sociales. El zurdo lo agradece: «Todo eso nos llega y estamos muy agradecidos. Cada gesto nos da más fuerza». Los amigos también tienen importancia: «La verdad que me están dejando tranquilo, no tengo ni idea de lo que hacen, creo que verán el partido en mi casa con mi mujer». En ese sentido, cree que el día se puede hacer largo en Málaga hasta el partido, pero confía en el trabajo anual: «El fútbol no es matemático, pero si trabajas bien, salen los resultados».

A una semana del choque decisivo, el plan de Iñaki es claro: entrenar, descansar y centrar toda su atención en el partido. Por último, el de Calahorra ha querido lanzar un mensaje de unión: «Agradezco a los aficionados y los medios de comunicación su apoyo. Sumando todos, seguro que llegamos más lejos».

Subir