La Rioja

La Fiscalía atribuye un homicidio al chófer de ALSA por la muerte de una logroñesa

La Fiscalía de Soria ha atribuido al conductor del autobús de la empresa ALSA accidentado en 2016 en Adradas (Soria) un delito de homicidio por imprudencia grave y solicita al Juzgado de Almazán que inicie el proceso de procedimiento abreviado con el objeto de llegar a juicio contra el chófer. En el accidente falleció una joven logroñesa de 26 años.

El Ministerio Fiscal, según ha publicado el diario Heraldo de Soria, considera al chófer responsable de lo ocurrido en septiembre de ese año. Además, le atribuye once delitos de lesiones, tantos como heridos se registraron.

El citado periódico soriano explica que el proceso judicial se ha demorado más de tres años por la espera de «la sanación de todos los lesionados para poder determinar sus daños y secuelas», así como las posibles penas e indemnizaciones que se derivan de las mismas. El Juzgado de Almazán será el que se ocupe de la fase de acusación de la Fiscalía.

Una versión contradictoria

En febrero de 2017 tuvo lugar la declaración del chófer del autobús en el Juzgado de Almazán, donde cambió la versión que inicialmente había ofrecido ante la Guardia Civil. En un primer momento, había indicado a los agentes que se encontraba clicando unos billetes de los pasajeros que habían subido en Almazán cuando uno de ellos cayó al suelo y, después de agacharse a recogerlo, no le dio tiempo a esquivar al camión.

Al declarar ante el juez, en cambio, declaró que no perdió de vista la carretera en ningún momento, ya que fue capaz de coger los papeles al vuelo y apuntó a un error en el sistema de frenado de emergencia como posible origen del siniestro. Según su nueva declaración, en el momento del choque estaba activado el sistema ‘Active Brake Assist‘ (ABA) del autobús, cuya misión es la de advertir al conductor con señales acústicas y reducir la velocidad del vehículo con tres niveles de frenado.

Sin embargo, el conductor indicó que el sistema no emitió ninguna señal sonora ante la proximidad del camión y los agentes no identificaron huellas de frenado en la calzada durante la elaboración del atestado policial. El mecanismo ‘ABA’ fue enviado a Alemania para que los técnicos determinen si, en efecto, hubo un error técnico y no humano detrás del accidente de Soria.

Llamadas al orden

Según pudo saber NueveCuatroUno, la declaración del chófer se produjo mediante un sistema de videoconferencia desde los juzgados de Alcobendas y, durante la misma, este se mostró visiblemente nervioso, elevando el tono en repetidas ocasiones y siendo llamado a la calma por su propio letrado en varios momentos.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir