Deportes

Javier Adán ‘elige’ rival: «¡Yo quiero al Leganés, que le vamos a ganar!»

Locura desatada tras el pase del Comillas a la próxima ronda de la Copa del Rey. Los jesuitas han eliminado al Barquereño tras una tanda de penaltis agónica. Su entrenador, Javier Adán, estaba eufórico tras el encuentro: «Es increíble, increíble de verdad, no tengo palabras, fallamos penaltis, penaltis, fallamos, tenemos el de la victoria, lo fallan ellos… Sin duda, es el día más feliz del club, vamos a jugar con un Primera, ¡con un Primera!»

«¡Quiero el Leganés, que le vamos a ganar!», ha vaticinado Adán, totalmente feliz. Posteriormente, ha tratado de explicar cómo se han vivido los últimos minutos: «Ha habido un momento que ya no podíamos ni hablar, estábamos ahí metidos, no podíamos ni hablar, nos han puesto un cencerro y era imposible dar instrucciones». Para terminar, ha considerado como justo su pase: «Hemos tenido tres muy claras antes de llegar a la prórroga, físicamente estábamos mejor y creo que el fútbol ha hecho justicia. ¡Ahorramos el sábado con la SDL y hoy hemos tenido energía a tope!».

Clave ha sido el portero Arróniz, que ha detenido dos penas máximas y se ha consagrado como uno de los héroes. En medio de gritos de ‘¡parapenaltis!’, ha expresado su euforia: «Muy bien, después de la victoria, ganar así goza más que no ganar 5-0. Esto es el pan de cada día de los porteros, estamos y si no los paramos pues nadie se acuerda. Es la mejor noche de mi vida futbolística, a disfrutarlo ahora y a salir un poquito. Yo quiero a Osasuna, porque soy navarro»¡

«Ha sido increíble»

Borja, uno de los mejores del choque, no se lo podía creer: «No sé ni qué decir, ha sido algo increíble. De la noche a la mañana, te meten en Copa del Rey, partido en casa contra el Barquereño, un rival de nuestra categoría. ¡Que más se puede pedir!. Trabajo bien hecho, compartido hasta el final y a disfrutar». También ha agradecido el apoyo del club: «Ha sido tremendo, los chavales se han portado, los amigos han venido y no se puede pedir mucho más».

E incluso ha bromeado con la prórroga: «Hemos decidido alargarlo, para el que haya pagado la entrada que haya visto un poco de fútbol». Sobre el rival: «Me da igual, me da igual, el que sea». Todo ello mientras sus compañeros no paraban de festejar sobre el césped, con cientos de chavales haciendo una piña alrededor. Esto es la ilusión de un equipo modesto que, por un día, se sentirá como uno de la élite.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir