La Rioja

El exalcalde de Tricio, detenido y puesto en libertad por presunta malversación

El exalcalde de Tricio, detenido y puesto en libertad por presunta malversación

El exalcalde de Tricio Carlos Benito (PP) fue detenido el pasado 8 de octubre, aunque puesto en libertad el mismo día, como presunto autor de un delito de malversación de fondos públicos. El exprimer edil caracolero, acompañado de su abogado, acudió al cuartel de la Guardia Civil de Nájera al ser citado como testigo por una denuncia presentada por el PR+ contra él. Esta fue realizada en 2020 ante la Fiscalía por presuntas irregularidades en su gestión como alcalde de este municipio durante 36 años.

Al llegar al cuartel, según han informado fuentes próximas al caso a EFE, a Benito se le comunicó que estaba detenido. Ante los argumentos de su abogado, fue puesto en libertad momentos después. La Guardia Civil ha informado este martes sobre la detención de dos exfuncionarios públicos de un municipio riojano -que no ha detallado- como presuntos autores de un delito de malversación de fondos públicos y uno de ellos, que era concejal, al parecer, cobró dietas y gastos de representación indebidamente y sin justificar por 62.400 euros.

Esta investigación de la Guardia Civil, denominada «operación Trinito», fue ordenada por la Fiscalía de La Rioja ante una denuncia presentada sobre unos pagos realizados por un Ayuntamiento riojano presuntamente a favor de quien fuera uno de sus ediles y, en condición de tal, durante diez años, todo ello en concepto de salarios, indemnizaciones, dietas y servicios de toda clase.

La delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, al ser preguntada por esta cuestión en un encuentro informativo, ha confirmado que se trataba del exalcalde de Tricio sin que haya aportado más datos. «Hubo una denuncia por malversación y apropiación indebida de fondos públicos y todo está en manos de la Justicia, que es donde tiene que estar y donde tienen que acabar estas cosas».

Los investigadores han pedido al Ayuntamiento diversa documentación como facturas, justificantes de pagos y transferencias realizadas en concepto de dietas, asistencia a plenos y atenciones protocolarias y representativas. Tras un estudio un minucioso estudio de esa documentación y cotejándola con otros asientos bancarios, quedaron al descubierto diversas irregularidades compatibles con un supuesto delito de malversación de fondos públicos.

El presunto autor se habría apropiado indebidamente de 62.400 euros en el periodo investigado, todo mediante el cobro de cheques bancarios a su nombre, sin constar justificación para ello. Además, constaba en el trámite anterior al pago la firma del otro excargo público llamado por función a su supervisión.

Por su parte, el PP de La Rioja, en un comunicado, ha subrayado que el exalcalde de Tricio ni está detenido ni tiene, hasta este momento, conocimiento de ningún procedimiento penal en su contra. «Ni él ni el exsecretario interventor del Ayuntamiento de Tricio han recibido notificación alguna por parte de ningún juzgado para comparecer», ha añadido.

El PP ha reiterado su respeto por los procedimientos judiciales y ha recordado que tanto el exalcalde como el exsecretario municipal como el propio Ayuntamiento han colaborado con la justicia y han puesto a su disposición la información requerida. Ha explicado que las cantidades económicas sobre las que la Fiscalía abrió una investigación a instancias de la denuncia interpuesta por el PR+, en la oposición en el Ayuntamiento de Tricio, corresponden a partidas consignadas en los Presupuestos Municipales aprobados por el Pleno municipal.

«Fueron fiscalizadas siempre favorablemente por el secretario interventor y aprobadas y ratificadas en la correspondiente liquidación anual, así como en la cuenta general aprobada por el pleno», ha detallado.

El origen del caso

El 1 de agosto de 2019, apenas unas semanas después de las elecciones municipales, Tricio fue el escenario de la primera moción de censura en La Rioja. En un pleno cargado de tensión, el alcalde del PR+, Óscar Martínez, fue relevado del cargo (con el apoyo de los concejales de PP y PSOE) en beneficio del independiente Manuel Martínez. Pero en su marcha, el ya exalcalde regionalista prometió que la cosa no iba a quedar así. Y el tiempo le ha dado la razón: la Guardia Civil ha detenido a dos exfuncionarios por malversación en la bautizada como operación ‘Trinito’.

Seis meses después, Martínez se plantaba ante el Palacio de Justicia flanqueado por el presidente de su partido, Rubén Antoñanzas. El motivo, poner en conocimiento de la Fiscalía los resultados de una auditoría que puso en marcha al llegar al Ayuntamiento (relevando al popular Carlos Benito, alcalde de Tricio durante 36 años) y que afloró «una serie de graves irregularidades en la gestión económica del Consistorio».

La documentación entregada al fiscal reflejaba que el anterior alcalde del PP habría estado cobrando durante años un sueldo fijo a costa del erario público, «sin derecho a ello», al ser un municipio de menos de mil habitantes y la ausencia de dedicación exclusiva o parcial que tenía.

«El cobro se habría enmascarado mediante cobro de dietas y gastos de representación sin justificar, siendo evidente que Carlos Benito percibía una cantidad fija en números redondos cada trimestre, en concreto 1.500 euros. Además, también recibía otras cantidades por asistencia a plenos y supuestos gastos al margen de lo que podríamos denominar ese sueldo fijo», añadía.

Subir