Empresas

«Hay que seguir trabajando en el cambio de estereotipos en el sector TIC»

El de las nuevas tecnologías es un sector asociado tradicionalmente a perfiles masculinos. Entre otros factores, porque en la ‘cantera’ de talentos existe un palpable desequilibrio entre hombres y mujeres. En cambio, tanto en las empresas como en el desarrollo tecnológico de la sociedad «hacen falta mujeres que contribuyan con su punto de vista, su conocimiento y su capacitación.

La secretaria general de la Agrupación Empresarial Innovadora del sector TIC en La Rioja (AERTIC), Laura Urbieta, y su presidente, José L. Pancorbo, analizan el presente y el futuro de este ámbito empresarial, que pasa inexcusablemente por un mayor protagonismo femenino.

– La primera pregunta, evidente. ¿Por qué faltan mujeres en el sector TIC?

– José L. Pancorbo: El sector de la tecnología y la digitalización supone una gran oportunidad profesional para las mujeres, para desarrollar toda su capacidad y para continuar poniendo su talento al servicio de las empresas.

Para ello, es fundamental que las administraciones públicas y las propias empresas sigan trabajando e intensificando las medidas de conciliación social, laboral y personal, que favorezcan la incorporación de las mujeres a las actividades tecnológicas en plenitud y que favorezcan al mismo tiempo su permanencia. Y, por otro lado, es necesario rescatar nuevos referentes femeninos que estimulen las nuevas vocaciones de las futuras profesionales, sumando esfuerzos en su formación, desarrollo profesional y canalización de su extraordinario talento.

Las empresas, el desarrollo tecnológico de nuestra sociedad en general, precisan de mujeres especializadas en tecnología, que contribuyan con su punto de vista, su conocimiento y su capacitación singular a una sociedad más avanzada y completa, más igualitaria mejor cohesionada, más puntera en tecnología y servicios de valor

Por otro lado, el sector acusa una falta de profesionales, en general. Pero en este caso, el problema no se encuentra tanto en el mercado laboral o en la demanda existente por parte de las empresas del sector digital, como en el acceso de las mujeres a los estudios tecnológicos. En la formación es donde tenemos la principal barrera para lograr que la brecha disminuya.

Laura Urbieta: Efectivamente, necesitamos más mujeres formadas en carreras técnicas. El ámbito de las TIC es muy masculino, pero esto es ya una realidad desde la universidad, donde el porcentaje de mujeres que optan por estudiar estas materias es muy minoritario. Hay que seguir trabajando en el cambio de estereotipos, ‘son cosas de chicos’, hacer que los estudios sean más atractivos y sobre todo, que la jóvenes se vean desarrollando esta actividad.

– ¿A qué se debe que las mujeres no elijan estudiar este tipo de carreras o seguir esta formación? Solo una de cada diez nuevas matriculaciones en estudios de informática en las universidades españolas corresponde a mujeres. ¿Cómo se podría incentivar que las mujeres elijan carreras tecnológicas?

– L. U.: Es fundamental acercar la tecnología a las jóvenes y a las niñas, incluso desde edades tempranas, y desarrollar programas educativos motivadores sobre el interés de las carreras STEM. Además, creemos que es necesario trabajar con las familias y con los orientadores, que a menudo dedican más recursos a alumnos con problemas, dado al gran número que tienen a su cargo, y menos a la orientación. Además, no siempre es fácil hacerlo sobre algo que a veces se desconoce.

Hablábamos de las importancia de los referentes, y aquí se puede avanzar mucho incrementando el número de profesoras que impartan formación o la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad o liderazgo dentro de las empresas tecnológicas. Si no hay mujeres que estudien carreras tecnológicas, no se van a incorporar al mercado laboral TIC y no se van a crear nuevos referentes.

– Ahora mismo hay multitud de oportunidades laborales en el sector, en este caso tanto para mujeres como para hombres. ¿El trabajo debe ser el aliciente?

– J. L. P.: La buena noticia es que hoy por hoy existe más demanda que oferta, y las empresas están dispuestas a invertir más en atraer talento digital. Es una profesión no ya con mucho futuro, sino con mucho presente, en la que no existe prácticamente paro. Existe un déficit brutal a nivel mundial de profesionales y cuesta cubrir las vacantes. La crisis sanitaria y el papel clave de la digitalización han agudizado más el problema y va a motivar que esta demanda de profesionales TIC se acreciente. Es una oportunidad real que debe ser aprovechada por todos los niños y jóvenes.

– ¿Qué iniciativas se han desarrollado en La Rioja para corregir esta situación?

– L. U.: Desde AERTIC hemos realizado varios estudios sobre la situación del talento y las medidas para fomentar las vocaciones tecnológicas, tanto en hombres con en mujeres en la región. También destacan otras iniciativas como el AERKIT Viajero y el Ardukit, donde se acercaba la robótica y la programación a los escolares; el Día de la Niñas en las TIC junto con los Colegios de Ingenieros Informáticos de La Rioja; o la primera edición del Stem Talent Girl, programa organizado por la empresa de robótica burgalesa ASTI, y que promovimos y lideramos en La Rioja. Y sobre todo, nos empeñamos en visibilizar, cada día, a las mujeres que trabajan en las empresas de AERTIC y que pensamos que pueden ser referentes para las futuras profesionales del sector.

Por otro lado, colaboramos con la FP Dual y con las Universidades para que se pueda dar respuesta a las vocaciones que sí que existen; y seguimos insistiendo para que se dupliquen las plazas del Grado en Informática y Matemáticas en la UR, donde las solicitudes de matrícula se han duplicado en los últimos años, para que ningún alumno interesado se quede sin plaza.

– ¿Y en otros lugares? ¿Cuáles les han llamado la atención?

– J. L. P.: Cada vez surgen más iniciativas. Destacaría el STEM Talent Girl, un proyecto educativo impulsado por la Fundación ASTI para el desarrollo del talento y el fomento de vocaciones científico-tecnológicas; Technovation, MatEsElla de la Real Sociedad Matemática Española…la verdad es que se ha trabajado bien en este campo. Y cada vez hay más promovidas por empresas privadas, ya que son conscientes de que no se pueden permitir que las mujeres se queden fuera. El reto es compartido porque es imprescindible la implicación de las mujeres en la reinvención digital que estamos viviendo.

Subir