Crisis del Coronavirus

La Rioja se asoma al colapso sanitario por COVID: 14 nuevas camas UCI

Sus profesionales llevan semanas advirtiéndolo y recientemente la propia Consejería de Salud lo ha recalcado: el sistema público de salud riojano está al borde del colapso como consecuencia del coronavirus. Este mismo sábado, sin ir más lejos, el Hospital San Pedro ha ampliado la Unidad de Cuidados Intensivos con la incorporación de 14 nuevas camas, para alcanzar un total de 68.

La saturación hospitalaria, que este sábado ha marcado un nuevo récord absoluto de ocupación en la UCI, ha obligado a reconvertir quirófanos para poder prestar atención a los pacientes más graves por COVID-19. ¿Cuál es el problema? Hay más camas, pero las mismas manos para atenderlas. Además, el sistema sanitario se ve obligado a aplazar intervenciones de otras patologías para poder atender a los pacientes COVID, que son ya 214 (más otros 49 que reciben asistencia domiciliaria).

Para tomar perspectiva del impacto de la pandemia en el Seris cabe recordar que hace apenas un año el Hospital San Pedro contaba con 17 camas UCI en su conjunto. Hoy, con la última ampliación, la Unidad de Cuidados Intensivos cuenta con 68. Dicho de otro modo, en menos de un año el número de camas habilitadas se ha tenido que cuadruplicar por la presión asistencial.

Esta misma semana, el director general de Salud Pública, Pello Latasa, advertía de que la tendencia actual de la pandemia amenaza con superar los registros hospitalarios de la primera ola (en abril llegaron a coincidir 400 pacientes por COVID-19 en los hospitales riojanos de forma simultánea). Y no solo eso, sino que la UCI podría llegar a necesitar a principios de febrero la friolera de 80 camas (doce más de las actuales).

Posibilidad de llegar a las 75 camas

En la tarde de este sábado, el Gobierno de La Rioja ha detallado que «si fuera necesario, ya se trabaja en la posibilidad de contar con 75 camas para atender a estos pacientes críticos».

Según explica el Ejecutivo, en estos momentos, son aproximadamente 250 los trabajadores del Hospital San Pedro destinados al complicado trabajo del cuidado de estos pacientes, tanto personal facultativo como de enfermería, auxiliares o celadores.

Para acoger estas nuevas camas, se ha habilitado tanto una zona de reanimación como otra de quirófanos. Es por ello que «en cuanto a las intervenciones quirúrgicas, a día de hoy únicamente ha afectado a la no programación de cirugías no urgentes. No se han suspendido intervenciones y se garantiza, sin duda, la continuidad de las cirugías de carácter urgente u oncológico», señala el Gobierno.

Subir