Deportes

Varea-Casalarreina: sobrada experiencia frente a ilusión desbordante

Foto: CD Varea

Tras pasar semanas de pesadilla, el Varea y el Casalarreina quieren olvidar el coronavirus y centrarse en el fútbol. No es para menos, porque tanto arlequinados como riojalteños están a 180 minutos de llegar a Segunda División B. Sobre el papel, la experiencia decanta el favoritismo para los logroñeses, quienes ya lograron ascender a la categoría de bronce en el año 2009, tras haber sido campeones de grupo. Y en la primera vuelta, ya vencieron por 4-2 a su próximo rival, con hattrick de Rubén Pérez incluido.

Los pupilos de Jorge Ochoa quieren demostrar sus credenciales. Con 70 puntos cosechados durante la competición liguera, empataron con la SD Logroñés y solo el ‘goalaverage’ les privó del campeonato. Con Rubén Pérez, ‘pichichi’ del Grupo XVI (31 tantos) todo es más fácil. Así se ven las cosas desde el banquillo: «Estamos en la tercera semana, es un proceso de preparación para uno o dos partidos. Es novedoso para todos y la puesta a punto es arriesgada, hay que forzar para estar finos física y mentalmente».

El preparador intenta aislar a los suyos de la pandemia: «No hablamos de eso en el vestuario, no hay miedo, pero sí que da esa incertidumbre». Debido a las circunstancias especiales de esta fase de ascenso, a los vareanos les vale el empate frente al Casalarreina para avanzar a la final. Sin embargo, Ochoa no se fía y advierte: «Nosotros nos lo tomamos como una dificultad, aunque psicológicamente nos puede dar una ventaja, ésta puede ser negativa si no la sabemos interpretar».

Fuente: CD Varea

Una actuación sensacional

Enfrente, el Casalarreina fue la auténtica revelación de la temporada. Un bloque recién ascendido que se ha colocado por méritos propios en el podio de la tabla. Jose Manuel Trejo, su entrenador, es uno de los artífices de tal hazaña e intenta guiar a los suyos hacia el ascenso: «Es difícil valorar cómo llegamos. Son tres meses sin competir, sin entrenar y aunque veas a los jugadores que han llegado bien físicamente, no lo vas a saber a ciencia cierta hasta la hora del partido».

La ilusión aflora en el vestuario: «Sí pronunciamos la palabra ascenso, no estamos a seis partidos, estamos a 180 minutos». Los condicionantes a priori están claros: «Tenemos el hándicap de que no nos vale el empate (en caso de igualada, avanza el mejor clasificado), pero el equipo se está mentalizando para ello. Saldremos o ganar y no nos guardaremos nada; aunque hubiera prórroga o penaltis, nunca será nuestro objetivo salir a empatar.

Es la primera vez que este modesto equipo disputa una promoción de ascenso, así que la experiencia, aun con todos los condicionantes derivados de la pandemia, será histórica. Hubiera sido precioso ver El Soto a reventar, pero este año no será posible: «No estábamos entre los favoritos, pero empezamos bien y el equipo se lo acabó creyendo». Y de esta forma, el grupo todavía mantiene vivo su sueño.

Fuente: Casalarreina CF

Subir