Deportes

Un recital de Marcos André lleva a la gloria a la UD Logroñés

Recital de Marcos André en el momento más importante de la temporada para tumbar al todopoderoso Mirandés en Las Gaunas. Partido de altos vuelos que la UD Logroñés ha resuelto al estilo de los grandes para demostrar que «sí se puede». El equipo burgalés -segundo clasificado- ya está a sólo un punto cuando restan nueve por disputarse esta temporada. Tres jornadas para soñar, sufrir e intentar lo que hasta hace unas semanas se antojaba como inalcanzable.

En el mundo terrenal, donde se cumplen los objetivos previstos, el conjunto blanquirrojo se ha asegurado este sábado disputar el playoff de ascenso a Segunda por tercera vez en su historia. Tras los fracasos de Torrent y Sevilla, la UD Logroñés volverá a tener una bala en su pistola para alcanzar el fútbol profesional. Los aficionados ya habían bloqueado esas fechas en el calendario, pero ya miran al resto de grupos para ver posibles rivales. «¿A dónde nos tocará viajar?». Y en esas cábalas, no es lo mismo quedar tercero que segundo.

Al nivel demostrado por Marcos André en la primera parte, los pupilos de Sergio Rodríguez tienen muchas opciones de dar guerra a cualquier rival en la fase de ascenso. Delanterazo de superior categoría que pone a bailar samba a su propio equipo, al rival y a todo el estadio. Los días de partido son días de carnaval en Las Gaunas. El reloj marcaba el minuto 13 cuando el ariete brasileño ha hecho levantarse a toda la grada.

Balón en largo, carrera en solitario de Marcos André y gol de 9. Marcos André ha parado el tiempo y ha convertido al guardameta Limones en algo minúsculo, débil e incapaz de hacer frente a un disparo raso que se sabía dentro de la red nada más ha salido de su bota. Es el terror llegado desde el otro lado del Atlántico abriéndose paso a zancadas ante las defensas y los arqueros rivales, el que hace fácil lo difícil para convertir a la UD Logroñés en equipo de playoff.

Era el día de Marcos André. Además de hacer goles él mismo, los ha fabricado. Y así, ya en el minuto 70, le ha servido en bandeja un balón a Carles Salvador para que el metrónomo blanquirrojo la recibiera en la frontal, se la acomodara, recortara para tumbar a un defensa y la colocara donde no podía llegar Limones para desastre rojillo (2-0) y alegría riojana a raudales. Tocados y hundidos los visitantes, han recibido la puntilla cinco minutos más tarde.

Otra carrera. ¿Sabes de quién? Sí, sí. Del mismo del que llevábamos hablando cinco párrafos. Jeje. Seguro que ya lo sabes. Marcos André. Pérdida de la zaga del Mirandés en el centro del campo y casi cincuenta metros hasta la portería para galopar como si no hubiera un mañana ni portero enfrente. Y si lo había, qué más daba. Cucharita y para dentro. 3-0 y a funcionar. «Que sí, joder, que vamos a ascender».

Y Las Gaunas que por fin cree en su equipo -«olés» incluidos ante el baño dado al Mirandés- porque sabe que tiene un delantero de superior categoría. El brasileño ha abierto la chistera de sus trucos en el momento más importante de la temporada, cuando sólo pueden hacerlo los valientes. Llegó un niño, se marchará un hombre. Antes, intentará dejar al equipo en Segunda. Este sábado, el primer paso. Tres jornadas para luchar, un playoff para disfrutar.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir