La Rioja

La Odisea de Inés Arrimadas

En el cruce de la calle Portales con la calle Sagasta hay un escudo del Ayuntamiento de Logroño que tiene las chapas un poco sueltas. Cuando un coche, una moto, una bicicleta o un patinete eléctrico pasa por encima, suena a chapa. Es un sonido diferente. En dos golpes. No es como cuando suena la chapa en el frontón. Ahí se nota el ‘temblor’ del metal. En este caso, tiene un espacio de milésimas de segundo entre el primer ‘clon’ y el segundo ‘clon’. Clon, clon.

Cuando el sol y el comienzo de la primavera permiten salir en Logroño sin abrigo, como este lunes a media tarde, ese cruce parece una esquina de Nápoles en la que reina el caos. Bocinazos, humo, paseantes, turistas mapa en mano, niños jugando a la pelota, perros, ansiosos del helado -en cucurucho o en tarrina-, abogados, jubilados viendo la vida pasar, fotógrafos, periodistas… y hasta políticos de los que salen en La Sexta. «¡Ya llega!».

¿Qué pasa? ¿Qué pasa? Inés Arrimadas pasa. «La mujer más valiente de España», según la ha definido más tarde el candidato naranja a la Presidencia de La Rioja, Pablo Baena. Andando tranquilamente con ese aire despreocupado de quien llega más de media hora tarde sabiendo que te van a esperar, la «líder de la oposición en Cataluña» ha doblado el cruce napolitano-logroñés caminando para unirse al caos de la capital riojana.

Un saludo a un niño por aquí, un selfi con una amable joven por allá. Y un acto frente a la Concatedral de La Redonda que se ha quedado con mucha baldosa al aire ante el poder de convocatoria de Ciudadanos en la región. Llenarán las urnas con sus votos, pero los mítines todavía se les quedan un poco descafeinados.

«Impresiona ver la Plaza del Mercado con tanta gente y tanta ilusión», ha comentado la candidata al Congreso, María Luisa Alonso, aunque habrán sido los nervios del directo. Si no, que se pase por la zona un sábado en horario de terraza -por la gente- o en horario de tomar la cuarta copa de la noche -por la ilusión-.

Acto de Inés Arrimadas en Logroño | Foto: @angeldrs

El caos del cruce de la calle Portales y la calle Sagasta se ha trasladado hasta la plaza más bonita y más desaprovechada de Logroño. Tras los espontáneos de Pablo Casado, Pedro Sánchez y Adolfo Suárez Illana, la duda estaba en saber cuándo aparecería el de Inés Arrimadas. Se ha resistido, incluso ha dudado, pero tenía una misión que cumplir y ha esperado hasta el último momento para llevarla a cabo.

Dos balcones de la Plaza del Mercado han ido tomando forma con el paso de los minutos. La tarde invitaba a tomar algo y a fumar cosas viendo el espectáculo naranja desde lo alto. De repente, dos banderas de España donde antes sólo había barrotes. Y más gente en las habitaciones y en los balcones. Y al acabar el acto, gritos de «presidenta, presidenta». Y un saludo de Inés Arrimadas. Oé.

Antes de que la «mujer más valiente de España» llegara a la furgoneta que la sacara del caos napolitano, uno de los inquilinos del balcón se ha llenado de valor para interceptarla en la calle bajando a toda prisa los dos pisos que le separaban de los adoquines de la calle Marqués de Vallejo. «Toma, mi disco, para que lo escuches en el coche», le ha dicho. Era el cantautor Isaac Miguel y su disco ‘La Odisea’, como la de Inés Arrimadas para gobernar en Cataluña y llenar en un acto en La Rioja. Siempre le quedarán las urnas y las canciones de su espontáneo logroñés.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir