Deportes

El BM Logroño tira de garra y logra un histórico empate ante el Barcelona

Heroico empate el cosechado por BM Logroño ante el Barcelona (28-28). Los pupilos de Miguel Ángel Velasco han cuajado un encuentro redondo. En todas las facetas. En ataque, al saber doblegar el muro rival y encontrar soluciones variopintas. Y en defensa, con un Sergey estelar que ha dejado a los catalanes sin su habitual victoria. Es histórico cada vez que los blaugranas no consiguen ganar. Día para el recuerdo en la capital riojana gracias al encomiable esfuerzo de un equipo que ha logrado tutear al ganador de las últimas nueve ligas. Un equipo para el que la victoria, es simplemente una rutina incansable. Pero en el deporte no hay imposibles y hoy se ha demostrado.

Desde el primer minuto, los riojanos han salido a comerse a su rival. Su actuación ha sido sobresaliente. A base de presión, intensidad y acierto en defensa, los franjivinos han mantenido a raya al Barcelona. Se dice pronto, pero han conseguido parar a un gigante. Ayudados por un gran acierto ofensivo de Javier Muñoz y Vanja Ilic, los logroñeses han tomado ventaja muy temprano (5-2, min 8). Sin dar un balón por perdido, el BM Logroño ha apostado por no dejar pensar a su rival. Y menos mal, porque con nada, los catalanes han encadenado varios tantos seguidos para igualar la contienda (10-10, min 19).

Pese a ello, los franjivinos han vuelto a ejecutar su plan. Robos rápidos y transiciones vertiginosas. Todo ello con un Sergey imperial bajo los palos, por momentos por encima del 50% de paradas. Los minutos previos al descanso se quedarán en la rutina del aficionado riojano. Lo ocurrido en la cancha del Palacio no se podía creer. Logroño ha hecho posible lo imposible. 17-12 al descanso. Renta totalmente merecida. Y pudo haber sido más si no hubiera sido por la madera o por alguna decisión arbitral controvertida. Lo dicho, algo extraordinario

Cinco tantos supone una ventaja notable, pero en ningún caso definitiva. Tras el intervalo, los culés han tomado la determinación de ganar el encuentro. Palmarsson, N’ Guessan y Dika Mem se han empeñado en que hubiera partido. Y vaya si iba a haberlo. Un parcial de 0-4 a mediados de la segunda mitad ha apretado al máximo el duelo (19-18, minuto 40). Llegaba el momento de la verdad y los de Logroño estaban dispuestos a dejarse la piel en la cancha. Los azulgranas han mejorado y han querido aguar la fiesta a los locales. Diez minutos de final cardíaco.

Con las emociones disparadas, la tensión se ha multiplicado. Los visitantes se han enchufado de manera brutal y el marcador se ha apretado al máximo (25-25, minuto 52). Una diana de Syprzak ha colocado por primera vez por delante a los catalanes. Pese a ello, los riojanos han vuelto a levantarse y han conseguido las tablas (28-28). Pudo llegar la victoria, si Javier Muñoz hubiera ajustado unos centímetros su disparo. Pero siendo justos, también estuvo cerca la derrota. El empate vale un potosí. Es una auténtica hazaña y debe valorarse como tal. La pelea por la segunda plaza sigue muy viva.

Comentarios
Subir