Encuentros Clandestinos

La Rioja y los riojanos, al tren y al AVE de forma “clandestina”

El debate sobre el ferrocarril llega a la mesa de NueveCuatroUno y Wine Fandango

Yo no sé si La Rioja debe tener un AVE, un tren de altas prestaciones o simplemente mejorar sus vías. Mucho menos sé cuáles y por dónde, pero creo que la única certeza que tengo es que debemos mejorar nuestras infraestructuras. Supongo que usted, lector, tampoco sabe qué debemos hacer, aunque crea tener una opinión formada sobre el tema. Para intentar arrojar algo de luz sobre esta cuestión, los ‘Encuentros Clandestinos’ de NueveCuatroUno en Wine Fandango han reunido a una amalgama de ‘tertulianos’ lo más alejados posibles del ‘Sálvame’.

Sin un título concreto para el debate, diez personas hemos charlado durante una hora sobre un asunto que preocupa (mucho) en La Rioja. Abre ‘fuego’ la Plataforma por el Progreso Sostenible de Rioja. En concreto, Ángel Pérez, propietario de ‘La Vieja Bodega’ en Casalarreina: “No vamos por dónde sino por qué y para qué. A nuestro juicio, no nos hace ninguna falta y nuestra propuesta es que se mejoren los trazados actuales porque sería más fácil”.

Le replica Jesús Martínez (Conservas Marnal de Tricio), quien apunta que nunca se ha propuesto “ir en contra del progreso”: “¿Por dónde? El Estado tendrá sus ingenieros para decidir, haciendo el menor daño posible. ¿Para qué? Para que cualquier cuadrilla que esté en Madrid pueda venir a La Rioja porque es un medio transporte que es una maravilla. Amigos míos se fueron a Sevilla y tuvieron que ir a Zaragoza a coger el AVE. Hay que dejar trabajar a los políticos”.

Jesús Martínez, José Romero, Ángel Pérez y Javier Arizcuren

“En cualquier puente o fiesta viene gente a mi negocio y con este transporte vendría más gente”, argumenta Jesús Martínez, pese a que Julio Grande, licenciado en Humanidades y director de Sepinum, contesta que las infraestructuras como el aeropuerto de Agoncillo o el AVE en varios lugares de España no han servido para nada: “Hay alternativas más baratas y que generan menos impactos. El AVE se ha convertido en el mito del progreso y no sé por qué. Antes eran los aeropuertos y ahora están sin servicio o cerrados”.

Y todo esto, prosigue Julio Grande en su explicación, para que los nuevos trenes vayan a la misma velocidad que los trenes normales si tienen que parar en Logroño: “En un recorrido de 67 kilómetros, va a alcanzar la misma velocidad. El ferrocarril donde se va a jugar el futuro es en las mercancías y no en los viajeros”. “Por las líneas de AVE no van las mercancías. Si eso nos interesa, hay que metérselo en la cabeza”, apostilla Ángel Pérez.

Turno entonces para José Romero, comercial de Transportes Ocón, quien apunta que en la actualidad ya hay una directiva europea para que un porcentaje determinado de las mercancías se distribuyan mediante ferrocarril, pero no se cumple. Y pone otro asunto encima de la mesa: “También tenemos derecho a que el corredor de la cuenca del Ebro tenga su vida y debería haber una conexión con Miranda para, en un futuro mucho más lejano, Cantabria y Asturias. El trazado tiene perspectivas”.

El decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Miguel García, defiende que los trazados siempre tienen detrás varios estudios como los de demanda y funcionales, contando con documentos que los razonan: “Tenemos la gran suerte de que la legislación es muy segura en cuanto al medio ambiente para los proyectos. Las sensibilidades permiten refundirlos y sacar la alternativa óptima, aunque nunca se va a sacar una perfecta”.

Tomando este “momento” como “una oportunidad para hacer cosas”, Miguel García indica que “no todas las infraestructuras son progreso”, pero que “sin infraestructuras no lo hay”, pese a que algunas hayan resultado fallidas. Y a partir de ahí, un mantra que repetirá varias veces durante el debate y que se resume en que cualquier proyecto de esta envergadura debe ser sostenible desde las perspectivas sociales, económicas y medioambientales.

Chus del Río y Miguel García

Por centrar el ‘tiro’, el moderador del debate, el periodista Chus del Río, resume la situación en que todos los presentes queremos el progreso de la región, pero que debemos ponernos de acuerdo en cómo hacerlo. “En el primer trazado se plantea algo previo y luego se mejora. A mí no me gustaría que pase una autovía por mi viña, pero sé que me tendrían que expropiar”, comenta Jesús Martínez.

Toma la palabra entonces el arquitecto Javier Arizcuren: “La gente quiere venir a La Rioja para ver nuestro viñedo y con el AVE nos lo cargamos. Yo, por ejemplo, diseñé La Finca de los Arandinos. Los turistas vienen a abrir su ventana y ver los viñedos. Si delante está el AVE, como está previsto, ese hotel tendría que cerrar”. Richi Arambarri, CEO de Vintae, también señala que su empresa “exporta naturaleza”, por lo que se debe conservar, “pero el déficit que tenemos en infraestructuras es brutal”

“Soy un gran usuario del AVE y tengo que ir hasta Zaragoza con el coche. ¿El AVE es la mejor solución para La Rioja?”, se pregunta Arambarri, a lo que dos ‘fogonazos’ surgen de dos miembros de la Plataforma por el Progreso Sostenible de Rioja. “¿AVE o alta velocidad?”, pregunta Ángel Pérez, a lo que Javier Arizcuren le contesta que la primera palabra está “sobrevalorada”.

“Si es factible hacer un AVE de Logroño a Miranda o a Castejón, es factible hacer una velocidad alta. Si eso se consigue, nosotros estamos en Madrid en 2,30 horas o menos, gastando el 10% de lo que se está hablando. El dinero es de todos y sale de los presupuestos: 1.000 millones que se irán a no sé cuánto. ¿1.000 millones para sacar 15 minutos en sesenta kilómetros?”, prosigue el propietario de ‘La Vieja Bodega’ en su argumentación.

Ángel Pérez y Javier Arizcuren

“Las infraestructuras necesitan una planificación y en este país es un desastre”, afirma Julio Grande, quien dice que “es una continua improvisación” y que el caso de La Rioja es “el mejor ejemplo” porque el ministro vino sin que lo pidiera el Gobierno regional y con un mapa a escala enorme, tras lo que la Delegación del Gobierno les confirmó que no había estudio informativo: “El progreso es ser competitivos a un precio razonable, lo pague quien lo pague”.

El secretario general de la FSC de CCOO, Javier Morentín, interviene entonces para decir que “todo se ha centrado en el planteamiento del ministro” y que él no concibe que el trazado parta hacia varios sitios con distintas características.

“Tenemos una infraestructura desfasada, pese a las actualizaciones que se han hecho en el tiempo. Una vez que sabemos eso. ¿Qué necesita La Rioja? ¿El AVE u otro tipo de línea ferroviaria?”, se pregunta, para contestarse a sí mismo: “Lo que necesitamos es un corredor que nos va a comunicar con el Mediterráneo y el Atlántico. El lugar natural ha sido siempre por La Rioja”.

Javier Morentín

Tras explicar el pacto por las infraestructuras sellado por los agentes sociales y los partidos políticos, Morentín señala que luego no entiende “las idas y venidas que tienen algunos”: “¿Qué sentido tiene que hubiera una línea AVE hacia La Rioja Alta y no continuara? O estamos en el corredor o nos vamos a quedar sin trenes”.

“Yo no entiendo que el Alvia pare en Calahorra, Alfaro y Rincón de Soto. No tiene sentido. El ferrocarril en La Rioja, tal y como está diseñado, no vertebra la región y tenemos que tener una intermodalidad de transporte, que un autobús pueda conectar con el tren. Lo fundamental es que se solucionen las carencias de los riojanos y se aprovechen esas infraestructuras para que también vengan turistas. ¿Qué tipo de ciudadanos pueden acceder al AVE o el Alvia?”, añade el sindicalista.

“A La Rioja quiero que venga gente con dinero, que para pobre ya estoy yo”, contesta Jesús Martínez, indicando que quiere “cosas elitistas” para que el tipo de turista cambie a uno con más poder adquisitivo. “El AVE lo utiliza un 6,84% de la gente que utiliza el tren. Es un tren elitista y lo pagamos todos”, replica Ángel Pérez, al tiempo que Julio Grande comenta que “cometer un error no justifica cometer otro”, en alusión a realizar la obra simplemente porque la UE podría otorgar fondos al Gobierno de España.

Richi Arambarri y Julio Grande

“Si tú divides todo el viñedo en La Rioja Alta, no existe un sustento para crear nuevos proyectos como el hotel de Finca los Arandinos, donde intentas transmitir la esencia de La Rioja mirando veinte kilómetros hacia el viñedo”, rememora Javier Arizcuren, cuando Ángel Pérez apunta al tema económico: “El AVE tiene un 87% de pérdidas. ¿Yo me lo puedo permitir en mi negocio? No. ¿Y tú en el tuyo? Tampoco”.

“¿Por qué tenemos tantos kilómetros de vía? No podemos seguir ampliando un sistema de error. Estamos en un nivel de uso del AVE en menos de la tercera parte. A lo mejor es que somos más listos que franceses, italianos, japoneses… pero los datos cantan. Tenemos una geografía obstinada, lo que hace que hacer infraestructuras sea altamente complejo. El asunto se sale del plano técnico y se va al plano político”, argumenta Julio Grande.

Y sobre el plano técnico, Miguel García repite que los estudios de demanda serán rigurosos: “Las anteriores inversiones se realizaron al abrigo de los fondos europeos de cohesión, por lo que se debe matizar. Cada cosa es hija de su tiempo. Ahora mismo, hay una seguridad jurídica en nuestro país que dice cómo de eficientes deben ser las infraestructuras (cuánto cuesta cada kilómetro de AVE, carretera convencional, línea…)”.

A modo de conclusión, una pequeña reflexión ‘personal’ de cada ‘tertuliano’ sobre el tema tratado.

Javier Arizcuren: todos insistimos en que las infraestructuras generan riqueza, pero no olvidemos que el paisaje también, tanto o más que una infraestrutcura en el caso de La Rioja. A nadie se le ocurre meter un AVE en La Toscana o Napa Valley y aquí sí lo planteamos porque no somos conscientes del valor que tenemos. A favor del progreso, pero no a cualquier precio.

Ángel Pérez: en Nueva Zelanda tienen unas infraestructuras del carajo. Es uno de los países más avanzados y donde menos corrupción hay. Aquí, al hablar de tanto dinero, está siempre presente. Es turístico, tecnológico y progresista… y no les hacen falta más trenes sino que tienen la ingeniería clásica. Un ejemplo a seguir: trenes con trazados deliciosos que funcionan para mercancías y viajeros. Hay otros modelos en este mundo que pueden funcionar sin tanto hormigón. En el Alto Douro, todo el mundo utiliza el tren (los que viven allí, turistas, empresarios…) y no quieren saber nada del AVE.

Jesús Martínez, José Romero y Ángel Pérez

José Romero: la innovación siempre nos llevará a un futuro mejor. Una red moderna y equipada sería un avance para la zona, independientemente de los pros y contras. Cuando se hace una carretera, siempre hay restaurantes y pueblos que dejan su vida cotidiana, pero creo que hay que modernizarse en el tren. Siempre habrá pros y contras, por lo que habrá que poner unas bases.

Jesús Martínez: no se pueden poner zancadillas en el progreso. Confío en los políticos y los ingenieros. Que la plataforma hable de corrupción… el paisaje, soy agricultor, defiendo La Rioja hasta la muerte, pero hay que romper viñas, yecos y lo que sea. Me encanta que cualquiera de Sevilla pueda venir aquí a un restaurante para que sigan creciendo hoteles y restaurantes.

Richi Arambarri, Julio Grande y Manuel Martín

Javier Morentín: estamos a favor de la mejora de las infraestructuras, pero no unas elitistas sino unas que cuadren con nuestras necesidades. Integración en el corredor Cantábrico – Mediterráneo de altas prestaciones con mercancías y viajeros. No tenemos por qué tener AVE en todas las comunidades o aeropuertos, sí combinaciones adecuadas, tanto por La Rioja Alta como por La Rioja Baja.

Miguel García: el pacto por las infraestructuras es una oportunidad, realizada desde una planificación estratégica y viendo que se deben sufragar en base al i+d+i para transformarse en una estrategia sostenible económicamente, social y medio ambiental.

Chus del Río, Miguel García y Javier Morentín

Julio Grande: hay que mejorar las infraestructuras ferroviarias y necesitamos modelos de desarrollos, pero deben surgir desde un criterio de planificación y debate social. El paisaje es un valor diferenciador, lo que nos da un valor competitivo y nos hace diferentes a los demás. Quedaríamos afectados como comunidad autónoma si se cambia.

Ricardo Arambarri: me alegré al conocer la plataforma porque tenía envidia del País Vasco que siempre tiene sociedad civil y nosotros no. Como empresario, infraestructuras sí, sí o sí, pero con respeto a la naturaleza. Me sorprendió que en el trazado se obviase lo más natural, que es Zaragoza, y me quedé impresionado cuando vi que pasara por el meandro de Haro. Como amante de la naturaleza y empresario que vende paisaje, no puedo olvidar el patrimonio natural.


*La Federación de Empresarios de La Rioja (FER) y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja han alegado problemas de agenda para no asistir al debate. El Gobierno de La Rioja, al ser requerido para incorporar un técnico, ha respondido que no es una obra de su competencia y que no conoce los detalles de los proyectos, por lo que no consideraba indicada su asistencia.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir