La Rioja

Rioja Salud lleva pagados 3,3 millones por las pérdidas del parking del CIBIR

El Ejecutivo de Pedro Sanz tuvo que indemnizar por las malas previsiones económicas a la concesionaria del parking del CIBIR y prometer un nuevo aparcamiento de pago

El polémico nuevo parking de pago del Hospital San Pedro fue una propuesta que la Fundación Rioja Salud lanzó a la empresa Aparcamientos CIBIR S.L. (formada por Zenón Hernáiz e Inmobiliaria Ortega) en 2013 para «solucionar» los graves desequilibrios económicos acumulados en sólo dos años entre el pliego de adjudicación y los ingresos reales del estacionamiento. La falta de ocupación llevó a la Consejería incluso a comprometerse contractualmente a utilizar la grúa municipal para regular el estacionamiento de la zona. Producto de los acuerdos adquiridos, el Gobierno de La Rioja ha desembolsado ya 3,3 millones de euros a esta compañía, como aportaciones a cuenta del equiibrio económico financiero correspondientes al período 2010-2015, y deberá abonar, al menos, 1,5 millones de euros más hasta abril de 2018.

Los «graves desequilibrios económicos» fueron causados por «una crisis económica sostenida y grave», según definieron la Fundación Rioja Salud y la empresa concesionaria en septiembre de 2013, cuando decidieron renegociar las condiciones del contrato de adjudicación. Esto, pese a que la crisis se había iniciado en 2008, dos años antes del inicio de la concesión, y en ese entorno se habían realizado las estimaciones económicas que derivaron en la misma.

razones_desequilibrio_financiero_cibir

Tras la adjudicación del parking del CIBIR el 2 de julio de 2010, bastó año y medio para darse cuenta de que las previsiones económicas realizadas para la adjudicación (22% de ocupación permanente en rotación) no se iban a cumplir ni por asomo. En enero de 2012, la Fundación Rioja Salud procedía a liquidar los primeros 841.903,75 euros como «compensación» a la empresa por no alcanzar los ingresos previstos en el modelo de negocio.

Ya entonces, en septiembre de ese mismo año, la Consejería dirigida por José Ignacio Nieto lanzó la propuesta de aumentar los ingresos mediante el número de plazas de aparcamiento de pago e informó a la adjudicataria de que se habían iniciado los trámites para proceder al cerramiento del parking libre de la zona oeste -el que ha desatado ahora la polémica- para su utilización en plazas anexas a centros sanitarios y sociales.

En otra reunión posterior, celebrada en marzo de 2013, la Fundación Rioja Salud se obligaba a abonar de nuevo a la empresa adjudicataria otros 658.096,25 euros a cuenta del reestablecimiento económico del contrato, otra vez por el fallo en unas previsiones que ya se sabían nulas. Se abrió en ese momento un período de negociación para que Gobierno y Aparcamientos CIBIR presentaran sus propuestas para solucionar la situación, con el fin de buscar la estabilidad financiera económica a largo plazo para hacer viable la adjudicación.

El Patronato de la Fundación Rioja Salud acordó por unanimidad modificar la adjudicación en septiembre de 2013 debido a que la gestión de los ejercicios 2010, 2011 y 2012 había roto «sustancialmente el equilibrio económico financiero del contrato». Al no optar por la resolución del mismo, ambas partes acordaron establecer un régimen transitorio hasta diciembre de 2015, suspendiendo temporalmente algunas partes del contrato y fijando otras complementarias. Es ahí donde se decide, de manera ya oficial, el nuevo parking de pago en el Hospital San Pedro.

Los compromisos adquiridos entonces por la Consejería de Salud fueron:

  • Cerrar la parcela libre de aparcamiento situada al oeste antes de septiembre del 2015.
  • Utilización de la grúa municipal.
  • Reordenar el estacionamiento del resto del centro sanitario.
  • Analizar los costes de gestión directos del aparcamiento, así como el horario y la forma de prestación del mismo.
  • Estudiar la viabilidad de incentivar la utilización de una política de precios adecuada.

Durante este período de transición, también se comprometía a pagar los siguientes aspectos, además de 350.000 euros en concepto de «compensación económica» por el primer semestre de 2013 ante las pocas perspectivas de que los bajos ingresos aumentasen:

  • Amortización contable del inmovilizado (en 2012 fue de 216.622,71 euros)
  • Costes anuales financieros de la explotación.

En el caso de que tras el periodo transitorio se resolviera el contrato, se acordó entonces, estas cantidades se descontarían «íntegramente» de la indemnización de salida que debería pagar la Fundación Rioja Salud.

Si tras el periodo de transición se continuaba con el contrato, Aparcamientos CIBIR estaba comprometido a devolver, a partir del ejercicio 2017, las siguientes cantidades, en función de los ingresos de explotación.

devoluciones_aparcamiento_cibir

EL FIN DE LA TRANSICIÓN

Acabada la transición, la Fundación Rioja Salud y la adjudicataria se comprometían a valorar los resultados de explotación y analizar la viabilidad de la concesión para una posible resolución del contrato. Una vez que ésta se llevara a cabo, se debían contemplar nuevos porcentajes y períodos de tiempo más amplios para el equilibrio económico financiero del mismo, así como estudiar la ampliación de duración del contrato, en cuatro años.

En caso de ruptura del contrato, las condiciones establecidas para la misma son las siguientes, con un coste que ronda los diez millones de euros para las arcas del Gobierno regional.

ruptura_contrato_aparcamiento_cibir

Pero entonces llegaron las elecciones municipales y regionales de mayo del 2015. El Gobierno de La Rioja cambió y los tiempos electorales obligaron a modificar la agenda. La primera reunión de la consejera de Salud, María Martín, con la empresa adjudicataria está fechada el 26 de enero de 2016. En este primer contacto, el nuevo gabinete sanitario les comenta que han comenzado a cerrar la parcela del parking del San Pedro para hacerlo de pago y que estará lista para el mes de marzo, ampliándose el período de transición del contrato hasta el 1 de abril de 2017.

Menos de medio año más tarde, el pasado 8 de junio, la dirigente de Salud les traslada que les ha sido imposible hacerlo en tiempo, pero que estará lista para el 1 de julio, ampliándose nuevamente el período de transición hasta el 30 de abril de 2018. Esta última modificación conlleva que la compensación económica hacia la adjudicataria se haya visto aumentada aunque no se especifica en el contrato con claridad.

A partir de ahí, la historia destapada por Rubén Antoñanzas en el Ayuntamiento de Logroño, y que ha derivado en una protesta, tanto política como ciudadana, y en una marcha atrás controlada que intenta evitar el pago de los diez millones de euros que supondrían incumplir el contrato con Aparcamiento CIBIR S.L. Un contrato y unos acuerdos negociados directamente por el propio Gobierno de La Rioja a través de la Fundación Rioja Salud, cuando al frente de los mismos se encontraban Pedro Sanz y José Ignacio Nieto, respectivamente.

EL CONTRATO AL COMPLETO [PDF]

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir