Firmas

Crónica en blanco

Me gustaría dejar una crónica parlamentaria en blanco. Ni una línea escrita. Y seguir con la retahíla de decepciones que cosecho en mi vida ante los ojos de amigos, familiares, novias, compañeros de trabajo y lectores. Una más. Tendría más gracia si escribiera para un periódico y al abrir la página de la información política hubiera un hueco en blanco. Podría pensar ese paisano en el bar o ese funcionario en la oficina que tanto redactor como editor son unos inútiles que se han olvidado de meter el texto. Se equivocarían. Uno de los mayores problemas que tienen los diarios es precisamente ese: llenar las columnas y los módulos con letras porque cada vez hay menos anuncios. Por eso se cuela tanta fotografía de inauguraciones varias y noticias que apenas atraen la atención más allá del titular.

Se lo merecerían los diputados del Parlamento de La Rioja. La Cámara regional se ha convertido en un patio de colegio donde cada día hay alguien que desmonta la pequeña cafetería (este jueves ha sido Ana Carmen Sáinz de Podemos siguiendo el legado del naranja Diego Ubis) y los debates pasan sin pena ni gloria por un hemiciclo con los intereses más alejados de la sociedad que esta crónica de quedarse finalmente en blanco. Me puede el vicio. Anoche volví a la plaza frente al antiguo convento de La Merced y me senté en su terraza en busca de inspiración. Seis horas más tarde del final de la sesión, entre el olor a porro cual ambientador y una cerveza, pensaba en qué podía contar con algo de interés de lo allí vivido por la mañana. A modo de recordatorio, pasaron por allí el diputado Germán Cantabrana y un jefe de prensa. A ellos también les puede.

No encontraba nada. ¿Una comisión que investigará la integración de Cajarioja en Bankia? ¿Ahora? ¿Las preguntas de la oposición al Gobierno? Manzanas traigo. ¿La creación de una Mesa de Participación Interinstitucional Autonómica para paralizar la LOMCE? Esta se responde sola. ¿La derogación inmediata del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios como tipo ofici…? Mejor no sigo. Porque habría que explicarle entonces al lector que el resto de propuestas sirven para instar al Gobierno a que realice algo. Éste toma nota, le da vueltas y luego hace lo que le apetece, si es que lo hace. Por eso sería mejor dejar la crónica en blanco y no contarle nada al lector. Su tiempo es oro.

Tampoco estaría haciendo nada que no se haya hecho antes en el periodismo patrio. Fue en el periódico El Mundo y se trataba de fútbol. El 15 de mayo de 1994 se vivió uno de los casos más flagrantes de amaños deportivos de la historia del balompié español en el estadio José Zorrilla (aire literario para el tema). En la última jornada de aquella liga, al Valladolid y al Celta les valía el empate para sus intereses. Resultado: asqueroso 0-0. El periodista decidió dejar la crónica en blanco. No había interés. No merecía la pena malgastar esfuerzos en algo ya olvidado, como la sesión de este jueves en el Parlamento riojano.

LA CRÓNICA

– Esto es una página en blanco equivocada.

– ¿Ves? Y no pasa nada, el mundo sigue girando.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir