Deportes

Eduardo Guerra: «No acabo de entenderme con el presidente del Calahorra»

Foto: SD Logroñés

Recién reelegido al frente de la directiva, Eduardo Guerra afronta su quinto mandato en una SD Logroñés que vive su mejor momento deportivo, pero en el que lo social sigue figurando en el debe. Así lo ha reconocido este jueves en una entrevista a SER Deportivos La Rioja, en la que admite que «me sorprende la poca gente que acude a Las Gaunas».

«Estamos una categoría por encima de nuestras posibilidades; somos lo que somos», valora Guerra, quien recuerda que, por presupuesto, «nuestra posición era la del Tudelano». «Es la masa social la que te dice dónde puedes estar; no todos los años se producirá el milagro», advierte el dirigente, quien asume que «no es fácil crecer socialmente». De hecho, en los últimos dos encuentros uno de cada cuatro socios (en torno al millar) no ha asistido al estadio.

Un estancamiento que atribuye, en parte, a «los sábados son un mal día para el fútbol» y a que Logroño  es una ciudad «que sigue pensando sigue pensando mucho en el Madrid o en el Barcelona», algo que ya ocurría cuando el Logroñés militaba en Primera División y que «es imposible de imaginar ahora en Bilbao o Pamplona».

En el día a día de la entidad, el presidente también echa en falta manos amigas: «Me gustaría que hubiera mayor participación en el club, pero no es fácil conjugar lo profesional con las obligaciones diarias de un club», si bien el club cuenta con «un grupo majo de socios que nos ayuda los días de partido».

El presidente también ha apuntado que sin ese crecimiento en lo social «es complicado» reducir el peso de las ayudas públicas en las cuentas de la entidad: de los 980.000 euros presupuestados para este curso, el 31 por ciento (150.000 euros del Ayuntamiento y 135.000 del Ejecutivo regional) procede de subvenciones.

Además, de cara al futuro, Guerra apunta que su club «no tiene activos, como casi ningún club en Logroño», pero sí «trabajo y masa social» y por si las circunstancias vinieran mal dadas.

Sin relación con el Calahorra

Otro de los aspectos llamativos de la entrevista en SER Deportivos radica en el tenso momento que atraviesan SD Logroñés y Calahorra en el plano institucional. «No acabo de entenderme bien con su presidente (Tomás Lorente); tenemos puntos de vista muy distintos en muchas circunstancias. No hay mala relación, pero tampoco es el equipo con el que mejor me llevo», ha admitido Guerra.

Mucho más fluidas son las conversaciones con la UD Logroñés: «Con Juanjo (Guerreros, vicepresidente) y la gerencia (Miguel Isasi) tenemos una relación cercana en el día a día y no hay ningún problema cuando tenemos que echarnos una mano».

Subir