Deportes

Una UD Logroñés sin puntería cae frente al Rayo Majadahonda

Foto: UD Logroñés

La UD Logroñés ha caído frente al Rayo Majadahonda (0-1), debido a un tanto de Claudio Mendes a falta de un cuarto de hora. Tercer partido sin ganar para los blanquirrojos, que se quedan fuera de playoff y han pagado su ineficiencia de cara a puerta. Con ocasiones prácticamente a placer, los riojanos no han sabido materializar ninguna ocasión. 40 puntos (serán tres más por la descalificación del Extremadura), para un equipo que se queda séptimo, dice adiós al ascenso directo y se complica el camino hacia la promoción ante un rival directo.

Mere Hermoso, por cuarta jornada consecutiva, ha repetido el once inicial. Aridane y Dubasin en punta de ataque, Alfaro por el perfil zurdo y Cano por la diestra, una configuración que quería mejorar la producción ofensiva de las últimas jornadas. 23 goles en 25 partidos son demasiado pocos para pensar en ascender. Los riojanos querían por fin encontrar el camino de la portería rival. Sin embargo, no lo han conseguido.

La UD Logroñés ha arrancado muy bien. A los cinco minutos de juego, un robo de Dubasin en tres cuartos de campo ha acabado en una internada, recorte y vaselina perfecta del belga. Iba directa a gol, pero un defensa ha cortado bajo la misma línea. Pedía gol la grada y algunos jugadores blanquirrojos, aunque la repetición aclara que la pelota no entró. Muchas llegadas de los locales en el tramo inicial, pero poca concreción en forma de disparos. Dos testarazos fuera de Simic y Aridane; ahí puede quedar resumido el balance ofensivo de la primera mitad.

Foto: UD Logroñés

Los visitantes, por su parte, se han plantado en Logroño con un juego muy vertical y las ideas muy claras: robar rápido o elaborar en tres pases hacia el área contraria. Si bien no lograban inquietar a Serantes, sí se plantaban fácil en zona de peligro. Lo veían cristalino, en un encuentro vivo y nada cerrado. Divertido por momentos para el espectador neutral y con protagonismo para los jugadores rápidos por banda, el partido echaba de menos la definición.

La oleada blanquirroja ha llegado tras el descanso. Primero, Iñaki ha llegado a línea de fondo tras una jugada colectiva y Fer Cano, a bocajarro, la ha mandado rozando el palo. Y un minuto más tarde, todavía más clara. Aridane ha combinado con Alfaro, que se ha ido dentro del área y ha lanzado el pase de la muerte. Era empujarla sobre la línea, pero Dubasin no ha llegado por centímetros. No hay dos sin tres, así que Fran Rodríguez también ha disparado desde la frontal, encontrando a Nereo Champagne. La presión funcionaba y las oportunidades seguían llegando.

En medio de esta oleada, Albiach ha provocado la primera intervención de Serantes. Tiro raso, buena blocada y ovación de la grada. Merecía ya adelantarse la UD Logroñés, y Mere Hermoso ha decidido a realizar cambios: media hora para Rodri Ríos e Iker Guarrotxena. A medida que los riojanos han tomado más riesgos, el encuentro se ha vuelto algo correcalles. Bien pertrechados atrás, los madrileños salían rápido y defendían muy bien. Y en un centro lateral de Héctor, Claudio Mendes ha anotado el 0-1 para el Rayo Majadahonda. Jarro de agua helada, congelada.

El tanto no reflejaba la realidad del encuentro, pero sí la máxima del fútbol: si perdonas, lo pagas. Con algo más de un cuarto de hora por delante, el técnico ha sacado a Diamanka y Ousama Siddiki. La grada pedía testiculina a un equipo muy tocado por el gol recibido. Ninguno de los cuatro cambios ha mejorado al equipo y ya no ha habido manera de reaccionar. Y en la afición, otra vez se ha oído el «¡Mere vete, ya!».

Las aguas siguen revueltas y la próxima cita frente al Valladolid Promesas cobra una importancia crucial (domingo 6, 17:00).

Subir