ARTÍCULO PATROCINADO

El Barranco Perdido: experiencias jurásicas para toda la familia

*Artículo realizado en colaboración La Rioja Turismo

Los planes en familia siempre son bienvenidos, pero quizás, en verano, es más fácil organizar jornada diferentes que aúnen diversión y, por qué no, nuevas experiencias y conocimientos. Esto es precisamente lo que nos ofrece Barranco Perdido, el parque de paleoaventura de La Rioja.

Situado en Enciso, pueblo declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera, «es un espacio singular porque se ubica en un entorno rodeado de huellas de dinosaurios», explica su coordinador, Víctor Fernández. Y precisamente esto es lo que, a pequeños y no tan pequeños, más llama la atención, porque tengas la edad que tengas, un dinosaurio siempre es un dinosaurio.

La región cuenta con más de 1.400 huellas localizadas en este término municipal, y ‘Barranco Perdido’ adentra a todos sus visitantes en el hábitat y forma de vida de los grandes saurios. «El parque está diseñado para que tanto padres como niños puedan pasar todo el día llevando a cabo numerosas actividades en el Circuito de Multiaventura, que acoge numerosos retos con puentes tibetanos y de equilibrio. Un recorrido dotado de un trazado de más de quince juegos de puentes, pasarelas, redes y obstáculos de paso de primer nivel, conectado a su vez con tirolinas que permite al público ampliar la experiencia hasta la zona más elevada del parque».

La segunda zona corresponde al Circuito Paleontológico, un espacio que «pone en valor el trabajo que se viene desarrollando en la zona desde hace 50 años». En esta actividad, podrás buscar fósiles en una excavación abierta; identificar y clasificar los hallazgos y registrarlos en un panel digital. Un vez hecho el trabajo de campo junto con un monitor, «nos dirigiremos hasta el Laboratorio del Tiempo para volcar toda la información recabada en unas mesas interactivas y empezar así con nuestro juego de trivial que finalizará con un diploma de paleontólogo para los participantes».

El objetivo, tal y como señala Víctor, es «tratar de combinar la experiencia de la aventura con la de la paleontología, llevándote además una parte de conocimiento de lo que es la propuesta de esta zona de La Rioja». Y para ello el parque se complementa con el Museo Cretácico, en el que el visitante podrá ver una exposición en 3D sobre el mundo Cretácico de La Rioja y descubrir el modo de vida, alimentación, reproducción y extinción de los dinosaurios.

Y por supuesto, en plena temporada veraniega, apetece refrescarse entre circuito y circuito, para lo que Barranco Perdido pone a tu disposición su Playa Cretácica. «En esta zona el visitante podrá darse un chapuzón, buscar pistas en la gran piscina paleontológica submarina o disfrutar de sus cascadas, géiseres y pozas. Y después descansar un poco en el solarium». Y en el «espacio seco, podrás escalar en el rocódromo, escuchar el Eco de los saurios, jugar al rompecabezas del paleontólogo, observar el esqueleto de un iguanadón e incluso dejar tu propia huella en El Barranco Perdido».

La oferta se implementa además con espectáculos teatrales durante los meses de verano donde se combinará la comedia infantil con el género musical. «Tanto el texto como las canciones y las coreografías irán destinados a potenciar el atractivo del lugar y los valores educacionales sobre el paso de los dinosaurios por nuestra comunidad, pero también contará con referencias con las que el público adulto podrá sentirse identificado».

Y por si todo esto fuera poco, Barranco Perdido ofrece un completo programa de actividades que incluye circuitos programados acordes a los distintos perfiles de los visitantes, tanto en el Museo Cretácico como en los yacimientos de icnitas de la zona de la Virgen del Campo, «donde hay más de quinientas huellas y maquetas de dinosaurios que te irá interpretando un guía especializado».

Como novedad, «este año hemos desarrollado el montaje de una línea de vida continua en todo el Circuito de multiaventura, que consiste en un nuevo sistema de anclaje del cableado y equipamiento con el fin de minimizar situaciones de riesgo para el público. Se trata del mejor sistema de funcionamiento, gestión, y seguridad para el parque de aventura en el que el usuario tan solo entra en el circuito mediante una llave-mosquetón a través de un cable. A partir de aquí, realiza todo el recorrido sin tener que abrir o cerrar mosquetones y estos dispositivos no permiten que los usuarios puedan liberarse de su seguridad en ningún momento».

Víctor recomienda la visita a Barranco Perdido «porque es una muy buena forma de que las familias se impliquen con los peques y participen todos juntos, sacando los adultos el niño que llevamos dentro, y disfrutando de las instalaciones a la vez que descubres y aprendes muchas curiosidades del mundo animal y, por supuesto, de nuestro propio territorio».

– Horario de Verano: de 11:00 a 20:00 horas. Todos los accesos al parque son a través de reserva previa a través de la web y el pago se realiza en el propio parque.

Subir