UD Logroñés

El Mallorca impone la ley del líder en Las Gaunas

«Jugamos como nunca y perdimos como siempre». La misma sensación que Alfredo Di Stéfano dejó para la historia del fútbol tras perder una final con el Madrid tienen este sábado los aficionados del Logroñés. La visita del líder a Las Gaunas deja una imagen sobre el campo y otra sobre el marcador. Una nueva derrota del conjunto riojano (0-1) gracias a un gol de Sánchez en una de las pocas ocasiones que ha tenido el Mallorca. La ley del más fuerte. La fortaleza del actual primer equipo de Segunda División. Las consecuencias de una racha negativa para los locales que no termina de romperse y una racha positiva en los visitantes que les mantiene al frente de la clasificación.

El Logroñés ha dominado durante toda la primera parte. De hecho, suyas han sido las mejores ocasiones y un gol anulado a Roni por fuera de juego. Sin embargo, el Mallorca sólo ha necesitado fabricar una acción de peligro para ponerse por delante en el luminoso. Una buena jugada hacia la banda izquierda, una apertura de Salva Sevilla hacia Cufré y un resbalón de Unai Medina. Con esos ingredientes, balón al corazón del área para que Sánchez se adelante a la zaga local y haga lamentarse a Roberto Santamaría por no poder evitar el tanto. Era el minuto 18.

Diez minutos antes, el colegio Gálvez Rascón había cambiado el curso del partido al anular el gol de Roni. Un cabezazo de Gorka, otro remate de Petcoff y una mano de Raíllo después, el esférico le ha caído al ariete asturiano para batir a Reina y celebrar en balde. Lástima. Decisión arbitral más que discutible, al igual que su posterior actuación durante el resto del encuentro en Las Gaunas. Siempre a favor del líder, el dueño del silbato se ha convertido en protagonista inesperado al decantar mínimamente la balanza con sus faltas y tarjetas a favor de los visitantes.

Tras el descanso, el guión no ha cambiado ni un ápice. El Logroñés ha tenido claro su papel a desempeñar y, esta vez sí, la apuesta de Sergio Rodríguez se ha impuesto a la de Luis García. Al menos, sobre las sensaciones futbolísticas. El resultado ya es otro cantar. Y es que la lesión de Gorka ha dado entrada a Bobadilla poco antes de que el técnico riojano moviera banquillo. Nano Mesa y Leo Ruiz al campo, trivote roto al sacar del césped a Petcoff y Roni. Más pólvora para la parcela ofensiva, misma presión alta. A hacer sufrir al Mallorca aunque haya sacado su oficio a relucir como ha demostrado Dani Rodríguez estrellando un balón en el travesaño. Misil a la escuadra para hacer temblar a la parroquia local.

Pese a la buena imagen mostrada ante el Mallorca, una nueva derrota blanquirroja ahonda la crisis del Logroñés que ya ve los puestos de descenso a sólo tres puntos con Sabadell, Alcorcón, Castellón y Albacete. Sólo Cartagena y Zaragoza se encuentran entre medias. Y echando la vista atrás, el equipo entrenado por Sergio Rodríguez no gana desde el pasado 2 de enero (frente al Mirandés en Las Gaunas) y sólo suma tres goles en todo el 2021. Siete partidos sin conocer la victoria para sumar seis puntos de los últimos veinticuatro en juego (siete de los últimos 42). Pobre bagaje, aunque las sensaciones mostradas ante el líder dan opción a la esperanza.

Subir