CARTA AL DIRECTOR

«Querido amigo de las bicis, le guío por la ‘extraordinaria’ red de carril bici de la ciudad»

Hace unos días el periódico digital NueveCuatroUno se hacía eco de la “bienvenida” que un vecino del barrio de El Cortijo daba “a las bicis”, pero se quejaba a su vez de que no se hace con el debido respeto a los paseantes y a la naturaleza.

Resulta fácil estar de acuerdo. Aunque las bicicletas causan bastante menos molestias que cualquier otro vehículo, siempre es posible que no todos cumplamos al cien por cien. Lamentablemente es así. Hasta ahí todo bien, pero atención, hay sorpresa final, lo que parecía una invitación a propósito de una queja, termina más o menos así: “que los ciclistas paguen impuesto de circulación porque se les ha puesto un carril bici con los impuestos de todos…”. Es evidente que este amigo de las bicis no anda mucho en bicicleta y en ningún caso la utiliza como medio para su movilidad, o de lo contrario no pediría ese impuesto. ¿Será el precio de querer parecer cívico pero no saber cómo?

Para qué insistir más en la grave contaminación de los coches frente a las ventajas de la bici, o en lo que nos cuesta a todos la red de calles asfaltadas que llegan a cualquier punto de la ciudad, en comparación con ese carril bici al que se refiere nuestro vecino para pedir el impuesto a la bici. Son ambas razones suficientes para que se pague un impuesto, y en el caso de la bicicleta, por una cuestión simple de proporcionalidad, pudieran corresponder algunos céntimos al año por bicicleta. Lo que es realmente lamentable es que cuando la prioridad es encontrar soluciones para una movilidad que mejore la calidad de vida de los ciudadanos y frenar la contaminación fatal que sufrimos, aquí, en lugar de pedir que se le incentive al ciclista, algún automovilista propone que se le grave con un impuesto.

Me temo que va a ser que “las bicis” no vamos a ser tan bien recibidas como parecía. En cualquier caso quiero dar la bienvenida a nuestro vecino de El Cortijo a cualquiera de los barrios de Logroño, eso sí, le sugiero aparcar en el parking del barrio de El Cubo. Yo me ofrezco a guiarle por la “extraordinaria” red de carriles bici de la ciudad, y luego me cuenta mejor lo del impuesto.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir