Entrevista

Concha Andreu: «Estamos valorando la herencia recibida para no repetirla»

Concha Andreu: «Estamos valorando la herencia recibida para no repetirla»

Entrevista realizada por Manuel Martín y Daniel Ortiz. Fotografías: Clara Larrea.

Han pasado ya más de cien días desde que tenemos presidenta. La primera mujer al frente del Gobierno de La Rioja. Tras romper con veinticuatro años de hegemonía popular, Concha Andreu (Calahorra, 10 de marzo de 1967) comienza a enfrentarse al día a día del poder. Después de la euforia por la victoria en las urnas y las convulsas negociaciones con Podemos durante el verano, la maquinaria «del cambio» se ha puesto en marcha.

«Cada día ha sido una carrera de fondo», comentaba esta misma semana al hacer balance de sus tres primeros meses al frente del Ejecutivo regional, destacando como principal hito la presentación de los Presupuestos para 2020. Preguntada por un mensaje a modo navideño y un deseo para el 2020, la presidenta reflexiona: «Quiero que los riojanos y riojanas sigan estando orgullosos de esta extraordinaria tierra. Trabajaremos juntos por ella. Nada más».

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu | Foto: Clara Larrea ©

– ¿En qué ha cambiado su vida desde que tomó posesión?

– Tengo menos tiempo para cosas del tiempo libre, pero por lo demás es parecida. Hice recuento en los primeros cien días y creo que no ha cambiado mucho, porque yo era mucho de salir e ir a los pueblos, aprovechar los fines de semana para ir a las fiestas y hablar con alcaldes. Eso lo sigo haciendo, aunque durante la semana los días se hacen más largos que antes. A mis hijos los veo por la noche o desayunando. Es ahí cuando me preguntan: «¿Es verdad lo que dicen…?». Y me hacen exámenes.

– ¿Se ha encontrado oposición política en casa?

– He encontrado en Lucía, que tiene 17 años, una persona que empieza a analizar la política un poco más a fondo. Los jóvenes, con los móviles y las ‘tablets’, sólo se quedan con los titulares de las noticias. Ahora que está su madre, analiza cada cuestión y profundiza un poco más. Tenemos charlas y debates. Empieza a ver la política de otra manera e intenta entenderlo.

– Ha cambiado su agenda. ¿Ha cambiado Concha Andreu?

– Lo tendrán que decir los demás porque yo no me doy cuenta, pero espero y creo que no.

– ¿Con qué frecuencia le llaman Pedro Sánchez y José Luis Ábalos para preguntarle qué tal se vive en un Gobierno de coalición?

– Nos vemos con frecuencia porque acudo a todas las ejecutivas federales. El Gobierno de coalición nuestro es más sencillo que otros porque sólo tiene un partido extra. Les digo que nos va muy bien, que dialogando, hablando y dejando las cosas escritas sobre la mesa de forma transparente, que va bien. Eso es también lo que está anunciando Pedro Sánchez. El acuerdo al que se llegue será transparente, pero ahora toca prudencia y discreción. A nosotros nos vino muy bien la discreción de la segunda tanda porque la primera fue demasiado pública.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu | Foto: Clara Larrea ©

– ¿Cree que en España pasará algo similar a La Rioja? Después de un intento fallido, a la segunda…

– Lo espero con toda la confianza y toda el alma. Espero que se llegue a un acuerdo y que ese acuerdo sea cuanto antes.

– En su carta a los Reyes Magos, ¿ha pedido carbón para alguien?

– Lo que he pedido es más prudencia. Cuando se hace la crítica, hay que hacerla con fundamento. Admito que la oposición está en la oposición y debe criticar al gobierno para mantenernos en tensión e intentando corregir lo que se hace mal, pero no se puede estar todo el tiempo con mentiras y diciendo expresiones vulgares como «chiringuito», que diría el portavoz de Ciudadanos, equivalente a lo que decía su jefe antes de desaparecer cuando hablaba de «la banda» refiriéndose al PSOE. Con esas críticas no se van a ninguna parte. Por hacerles un favor, les pediría que piensen y después hagan la crítica constructiva.

– ¿Están despreciando la herencia recibida, como dice el presidente del PP, José Ignacio Ceniceros?

– En absoluto. La estamos valorando para no repetirla.

– ¿Tan mal se han encontrado la situación?

– Seguramente hay cosas bien hechas y esas las seguiremos utilizando, pero había mucho descontrol en el gasto y en el seguimiento de los contratos. Hay pagados algunos servicios que no sabemos si se hacen bien y hay convenios que no se sabe si consiguen los objetivos para los que fueron contratados. En farmacia, por ejemplo, la comunidad autónoma se gasta 6 millones de euros al mes. ¿Cuánto es? ¿Mucho o poco? No lo sabemos porque no hay un control. El desastre que nos hemos encontrado está en el descontrol y en las pocas ganas de controlarse con indicadores para saber si se cumplen objetivos. Eso no está por ninguna parte.

Y luego está la deuda, que es muy importante, motivada porque no vienen empresas y porque las que hay son pequeñas. La situación económica es mala, pero no importa. La herencia recibida no es que me apoye en algo para decir que no se puede hacer nada. Todo lo contrario. Queremos saber la herencia recibida para trabajar con ella.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu | Foto: Clara Larrea ©

– ¿Cuál ha sido el cajón que más les ha asustado al abrirlo?

– Sanidad es la Consejería que más volumen tiene, cerca de un 35 por ciento del presupuesto. Cuando se mueve tanto dinero, hay más posibilidades de derrochar sin fundamento. El CIBIR, por ejemplo, no tiene mucha transparencia en sus contratos y hay que trabajar en ponerlo sobre la mesa, tener las previsiones de lo que va a ocurrir en 2020 y presupuestar el año que viene. Otro agujero negro que ha servido mal a las empresas riojanas es la ADER. Se metía un presupuesto que casi no se utilizaba ni una quinta parte. El resto servía para pasar dinero a otras consejerías y tapar agujeros a sabiendas de que iba a pasar, como el hecho de no incluir en el presupuesto anual todo el importe que necesita la Renta de Ciudadanía. Tres millones de euros menos, ¿por qué? Si ya sabes que tienes que pagarlo.

– Un presupuesto hecho en noventa días. ¿Qué margen de maniobra ha tenido el PSOE? Una de sus críticas es que no son los que le hubieran gustado.

– No hemos tenido mucho, pero sí el suficiente para priorizar los servicios públicos. Por ejemplo, la oferta de empleo público para sanidad y educación. Va a servir para ir regulando la atención primaria en un primer paso, aunque vamos a intentar rezonificar y estudiar mejor las áreas de los centros de salud para ver las necesidades reales. En educación, teníamos previsto empezar con los programas de innovación educativa en determinados colegios que tienen más segregación de inmigración, pero lo vamos a tener que hacer un poco más despacio.

A la Renta de Ciudadanía le hemos aplicado el presupuesto para todas las personas y hacer que los plazos no sean tan largos. Por otra parte, se encuentra lo que complementa las medidas más deseadas: reforzar servicios públicos y creación de empleo y riqueza. Para esto último hemos hecho especial esfuerzo en la Fundación Riojana para la Innovación y que así las empresas vuelvan a ser activas en la organización trabajando con proyectos desde ahí. Otra parte importante es la creación de la Dirección General del Fondos Europeos, que ya se encarga de contactar con proyectos europeos para traerlos a La Rioja.

También tenemos la obligación de pagar. El anterior gobierno, estando en funciones y con un presupuesto prorrogado, se permitió el lujo de hipotecarnos para bastante tiempo. Y no lo hizo en su desarrollo normal del año y la legislatura sino en los últimos meses de verano. Por ejemplo, en los convenios de política local que ahora hay que atender porque están firmados de forma correcta, pero no necesariamente con obras prioritarias sino con cuestiones nada importantes.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu | Foto: Clara Larrea ©

– Hablando de dinero, se ha acusado al Gobierno de pagar un peaje con el aumento de altos cargos y la creación de la Consejería de Participación. ¿Hay peaje para tener estabilidad en el Gobierno?

– Cuando se acuerda un trabajo futuro en coalición, hay que contar con las personas que entran a formar parte del Gobierno sí o sí. Lo que hay que hacer, basta que vas a trabajar en equipo, hacerlo productivo. La Consejería en la que ellos eran más expertos y podían hacer buen trabajo se creó para el bien de los riojanos.

– ¿Y en cuanto a los altos cargos?

– Que tengamos más altos cargos que el anterior Gobierno de Ceniceros no quiere decir que sea la vez que más hay. En anteriores ha habido muchos más, pero la clave es que sean productivos. ¿Quiere decir que con menos altos cargos va a haber más crecimiento económico, empresas que vengan, proyectos de innovación, ser punteros en la lengua…? ¿Sí o no? Ya veremos. Mi intención al llamar a las personas que vinieron conmigo es que fueran profesionales en su materia para que reproduzcan y multipliquen las posibilidades que tiene La Rioja para crecer. El examen tiene que ser después, cuando digamos si ha merecido o no la pena.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu | Foto: Clara Larrea ©

– ¿Qué es lo más peregrino que le han pedido en sus visitas a los pueblos?

– La gente está tan concienciada de que tienen que pedir lo que realmente el Gobierno puede conceder, que evitan cualquier frontón o piscina que no es prioritario. Nos hablan de cosas como colectores, abastecimiento, conducciones, canalizaciones de los municipios, luces LED para ahorrar y caminos que unen dos pueblos. Son muy responsables.

– ¿Qué decisión de las tomadas hasta ahora es la que más horas de sueño le ha robado?

– Llegar con los Presupuestos en plazo, porque eso implicaba que teníamos que apretarnos mucho el cinturón y guardar las ideas y proyectos que se querían poner en marcha para el próximo presupuesto. Eso es lo que más me ha quitado el sueño porque se trata de hablar con cada miembro del Gobierno para decirles que no y verles la cara de desilusión, aunque se han puesto las pilas y lo harán como puedan.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu | Foto: Clara Larrea ©

– ¿Qué propuestas prioritarias se han tenido que quedar fuera?

– Asuntos de innovación. Tenemos los programas informáticos de tributos de hace treinta años. No estamos recaudando ni el treinta por ciento de lo que llaman «la ejecutiva», la que hay que ir a cobrar de forma proactiva, porque no se puede controlar ni gestionar. Queríamos renovar el programa informático del tirón, pero es mucho dinero y no va a poder ser tan rápido. En cuanto a inversión para la ADER, ha tenido que ser más medido el presupuesto, aunque todo se hace para preparar el terreno para el siguiente presupuesto.

Comentarios
Subir