La Rioja

Los cien primeros días de Concha Andreu: «Cada uno ha sido una carrera de fondo»

«Cien días me han parecido pocos». Normal. La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha hecho este martes balance de su inicio de legislatura para reconocer que se siente «enormemente satisfecha» a nivel personal, al igual que desde el prisma de su Consejo de Gobierno. A destacar, según sus palabras, cuatro cuestiones concretas:

1. Parar la actividad frenética e irresponsable del Gobierno del PP, que tenía un presupuesto prorrogado desde 2018 que derrochó de manera frívola y descontrolada. Nos ha hipotecado los dos años venideros.

2. En noventa días hemos conseguido lo que no había conseguido el gobierno anterior en un año entero: tener presupuesto.

3. Pese al presupuesto prorrogado, hemos trabajado con los ministerios para que las reivindicaciones que dependen del Gobierno de España no decaigan. No se han roto ni obstaculizado ninguna de las inversiones (Ronda Sur, A-12, SEPES, vías férreas de Rincón de Soto…).

4. Se ha ido de la mano de las empresas riojanas durante estos noventa días. No se ha perdido ni un minuto de tiempo para contactar con ellas y enfrentarse así al Brexit y los aranceles de Estados Unidos con medidas que tienen dos millones de euros para apoyarlas.

La presidenta ha reiterado que se trata del primer gobierno «progresista» de La Rioja (formado por PSOE y Podemos), cuando ya se cumplen cien días desde su toma de posesión para «llevar un cambio que solicitaron las riojanas y riojanos en las urnas». «Cada día ha sido una carrera de fondo en la que hemos aprendido los procesos, conocido a los empleados públicos y donde hemos encontrado gran colaboración. Hemos conocido los problemas para darles solución», ha detallado.

No ha obviado Andreu la gestión del anterior Gobierno presidido por José Ignacio Ceniceros (PP): «Nos hemos encontrado una comunidad paralizada con una creciente pérdida de competitividad y un equipo con falta de liderazgo y unos presupuestos prorrogados desde 2018, tramposos con proyectos presupuestados que no se hacían y otros que no lo estaban y sí se hacían».

«Comunidad en marcha»

«Tenemos un gobierno diferente, progresista, equitativo y social. Apostamos por la justicia social con un nuevo tiempo para lo público y con la igualdad y la equidad por encima de todo. Hay que devolver a la región el tiempo perdido», ha proseguido la jefa del Ejecutivo regional, antes de resaltar los seis ejes estratégicos de su dirección (atravesados por la igualdad).

A saber: innovación, internacionalización, sostenibilidad, reto demográfico, ser referente de la lengua española y ser la enorregión por excelencia en el mundo. «Tenemos el conocimiento y la experiencia para ello», ha comentado sobre este último.

Las medidas adoptadas

En cuanto al balance de medidas adoptadas durante estos cien días, Andreu ha valorado especialmente las que «han recuperado servicios públicos» como el rescate del aparcamiento del CIBIR, «que nos ahorra veinticinco millones de euros a las arcas públicas», y la revisión del contrato de prestación de servicios sanitarios con Viamed – Los Manzanos.

La presidenta también ha puesto el acento en el «abandono de la pasividad estatal ante la falta de inversión en infraestructuras» como ejemplifican el comienzo de las obras de la Ronda Sur, el proyecto de ejecución de la A-12 desde Santo Domingo y las obras para sacar la vía del tren en Rincón de Soto.

Concha Andreu también ha enumerado otras medidas como el plan de digitalización (si hablamos de internet) o la declaración de los vuelos en el aeropuerto de Logroño como Obligación de Servicio Público y racionalizar la distribución de los recursos hacia quien más lo necesita o avanzar en igualdad en cada rincón de su Gobierno.

Por último, y tras dar las gracias a los 11.000 funcionarios que componen la administración en La Rioja, así como a los ciudadanos que han confiado en su proyecto, ha indicado lanzado un mensaje a toda la región: «Si queríamos que algo cambiara en nuestra Comunidad, debíamos soñarlo y proyectarlo, hacerlo real. Y eso hemos hecho estos cien días. Durante casi un cuarto de siglo todos nos hemos tenido que acostumbrar a que las cosas se hiciesen de una
determinada manera que no queremos volver a repetir».

«Acabó una etapa. Ha empezado otra. Y para asegurar el éxito de este maravilloso y apasionante proyecto, necesitamos también la complicidad y el trabajo responsable de todos, ha finalizado.

Comentarios
Subir