Deportes

El ‘Corredor solidario’ atrapará la energía de las estrellas en un faro

Rubén Zabala, el ‘Corredor solidario’, ha presentado este martes su nuevo gran reto, con el que pretende recaudar fondos para la lucha contra el cáncer infantil y difundir el trabajo desarrollado por la asociación FARO, que cuida de los niños que padecen la enfermedad y sus familias.

En esta ocasión, Zabala se ha propuesto cubrir corriendo el trayecto desde la cumbre del pico San Lorenzo (el punto más alto de La Rioja, en Ezcaray) hasta el Centro Ibercaja de Logroño, acompañado por los corredores Iván Lorenzo y Miguel Ule.

«En la cima robaremos la energía de las estrellas para meterla de manera simbólica en un faro y llevar esa energía a los superminihéroes», ha indicado. La llegada, que tendrá lugar el próximo día 14 (sobre las siete de la tarde), estará amenizada y presenciada por familias de FARO, colaboradores, corredores solidarios y todo el público que quiera participar en este acto tan especial. Al desafío también podrán sumarse todos aquellos corredores que quieran acompañar a Rubén.

Recaudación benéfica

Los fondos recaudados a través de la venta de camisetas patrocinadas por Stadium de Javier Cotelo, que se han podido comprar en Mauleón 2, El Dorado, Bar Las Vegas de Sartaguda e Ilílica taller de encuadernación y de la venta de boletos para el sorteo de regalos donados por patrocinadores y que se realizará el 15 de noviembre a las 19 horas en la sede de la asociación FARO serán entregados íntegramente a la asociación para consolidar y promover los programas que lleva a cabo con todos los miembros de las familias de niños con cáncer.

El ‘Corredor solidario’ ha contado para esta gran aventura y durante todo su trabajo de sensibilización y difusión con el apoyo de Beer Runners Logroño, que desde el principio han estado apoyando, dando su ánimo y difundiendo su misión en todos los actos y carreras nacionales e internacionales en las que han participado.

FARO trabaja desde hace veinte años para mejorar la calidad de vida de los niños y de sus familias porque, cuando un niño enferma de cáncer, él y su familia deben hacer frente a una grave dolencia, pero también a una serie de problemas sociales que se derivan de este diagnóstico. No solo los aspectos médicos son prioritarios para dar respuesta a una situación tan compleja y específica como es el cáncer infantil. Es necesaria una atención integral que contemple otros aspectos: información, atención psicológica y social.

Subir