La Rioja

Empadronamientos “inesperados” en San Asensio ante la consulta sobre Davalillo

San Asensio limita los empadronamientos ante inscripciones sospechosas de cara al referéndum sobre el castillo de Davalillo

San Asensio se ha convertido en uno de los principales ‘puntos calientes’ de La Rioja desde que a finales del pasado año CVNE anunciase su intención de hacerse con el castillo de Davalillo, una adquisición que materializó en la segunda mitad de enero.

Este sábado, todas las miradas están puestas en la consulta popular impulsada por los grupos municipales del PSOE y el Partido Riojano, mediante la cual los vecinos deben decidir si el Ayuntamiento iguala la oferta presentada por el grupo bodeguero para que el castillo sigue perteneciendo a la localidad.

Para poder participar en el ‘referéndum’ basta con ser vecino de San Asensio. “Tienen derecho a voto todas aquellas personas en cuyo DNI aparezca una dirección perteneciente a la localidad”, explican a NueveCuatroUno fuentes municipales, detallando que “si aparece otra dirección, los interesados pueden pedir un volante de empadronamiento en el Ayuntamiento incluso el mismo sábado, de 9 a 14 horas”.

En cambio, son muchas las suspicacias que se han activado en San Asensio desde que se anunciara la consulta popular. Porque partidarios y detractores del derecho de retracto cruzan acusaciones de estar alterando el censo mediante empadronamientos ‘exprés’.

Las fuentes municipales consultadas por NueveCuatroUno este miércoles reconocen que “ha habido empadronamientos inesperados” y que “el nivel de empadronamientos está por encima de lo habitual”, por lo que se han visto obligados a tomar medidas al respecto. De este modo, no podrán participar en la votación aquellos vecinos empadronados en San Asensio con posterioridad al 1 de marzo (inclusive).

Desde el Gobierno municipal se toman el asunto con cierta ironía: “Estamos encantados de que aumente la población de San Asensio y de que los vecinos que se han empadronado mantengan su domicilio en nuestra localidad una vez termine la votación”.

División y silencio

Este pasado fin de semana, este medio pulsaba ‘in situ’ cómo vive el municipio las jornadas previas a la consulta popular y constataba la tensión reinante sobre el futuro del castillo. Miedos, silencios y opiniones a medias han marcado la convivencia en la localidad riojalteña desde que CVNE se hiciese con la edificación.

“El pueblo está dividido, están las cosas revueltas. Además, son cosas que no se pueden ni hablar, se ha creado un ambiente tan hostil que si sacas la conversación lo único que puedes hacer es enzarzarte”, admitía uno de los vecinos.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir