La Rioja

Logroño se desmarca del debate sobre el delito de sedición

FOTO: EFE/ Raquel Manzanares.

El voto de calidad del alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha roto el empate en una votación y ha hecho que el Pleno de la capital riojana haya rechazado una moción presentada por el PP para solicitar al Gobierno de España que no revise el delito de sedición en el Código Penal.

Después de que los grupos municipales hayan expuesto su opinión sobre este tema, en la votación el grupo mayoritario, el del PSOE, solo ha contado con el apoyo de los dos concejales de Unidas Podemos, mientras que el del Partido Riojano -que forma parte del equipo de Gobierno- se ha abstenido; han apoyado la moción del PP los ediles de Ciudadanos y los dos no adscritos.

Así, se ha producido un empate en una primera votación y en una segunda, lo que ha dado paso a que Hermoso de Mendoza emitiera su voto de calidad, para deshacer el empate y rechazar la moción.

Antes de la votación, el alcalde se ha mostrado partidario de «un país con más concordia y más democrático» e, incluso, ha asegurado que a él le gustaría que el PP tuviera una mayor representación política en Cataluña y País Vasco «pero eso tiene encaje fruto de sus políticas» cuando ha gobernado.

«En España hay realidades muy complejas y diversas y la Constitución fue el sentarse para llegar a un acuerdo entre distintos, mientras que polarizar y no hablar con los diferentes nos lleva a lo que pasó hace años», ha dicho, en alusión a lo ocurrido en Cataluña en 2017.

Ha recordado que el PSOE «estuvo al lado del PP en la aplicación del artículo 155 en Cataluña» y «si se hubiera modificado el delito de sedición antes, quizás Puigdemont ya estaría en la cárcel y no de eurodiputado». «Cuando PP y PSOE son incapaces de hablar, los apoyos vienen de otros sitios», ha subrayado «y en 40 años se ha demostrado que cuando la situación ha sido dura, el PSOE siempre ha estado con el PP», ha asegurado Hermoso de Mendoza.

En la defensa de la moción, el portavoz del Grupo Popular, Conrado Escobar, ha considerado que «los logroñeses, como muchos españoles, vivimos uno de los momentos más importantes de nuestra democracia, por un premeditado ataque al armazón constitucional por el Gobierno central» en diferentes ámbitos «desde desplantes a la Casa Real a un texto legal que des protege a víctimas de genero».

«El pago al independentismo nacionalista es infinito porque el nacionalismo es insaciable y dado que todos los ayuntamientos formamos parte del Estado, el pretender borrar un delito como el de sedición no puede quedar en una sesión nocturna en el Congreso, no compete a todos», ha afirmado y ha incidido en que «la respuesta a la conducta sediciosa debe venir del Código Penal cuando no hay otros argumentos».

El portavoz de Ciudadanos, Ignacio Tricio, ha incidido en que la reforma del delito de sedición ha sido promovida por un Pedro Sánchez al que parece no importarle nada, no le preocupa más que mantenerse en el poder y para eso da alas a nacionalistas y terrororistas».

Frente a estos argumentos, el portavoz del Grupo Socialista, Iván Reinares, ha definido al PP como «una máquina de crear independentistas» y ha incidido en que cuando gobernaban los populares «se fracturó la convivencia» en Cataluña, mientras que «ahora se rompe el independentismo y quienes lo necesitan para captar votos en España» con una reforma del delito de sedición «que no les gusta ni a ustedes ni a los otros» con lo que «parece que la solución está funcionando».

La concejala de Unidas Podemos, Amaya Castro, ha acusado al PP de «tratar de agitar el Pleno» y «no presentar propuestas para la ciudad» y «recurrir a conflictos territoriales que él mismo ha tensionado».

El PP «quiere vivir en país monolítico, opresivo con quien piensa diferente y en el que se odia la diversidad territorial» y «nosotros queremos otros país, plural y un país de países» y «gestionarlo es hacer política con mayúsculas».

El edil del Grupo Mixto, Rubén Antoñanzas, que ha propiciado el empate con su abstención, ha considerado que la reforma del delito de sedición es fruto de «un gobierno débil, que debe ir cediendo competencias por una cuestión numérica» y «por encima de idearios políticos, todos los españoles sabemos esa realidad».

Sin embargo ha considerado que sería más útil traer el pleno de Logroño «otros debates nacionales» como los de «la financiación, el efecto frontera, cómo se apoya a otras comunidades con más peso electoral, las infraestructuras, la recuperación de patrimonio o el pacto antitransfugismo que incumple el alcalde de Logroño gobernando con tránsfugas».

Por otro lado, el Pleno ha aprobado un suplemento de créditos de 200.000 euros destinado a sufragar el incremento salarial de los trabajadores municipales en el último mes del año.

Subir