La Rioja

Una «maratón de palabras» para luchar contra la soledad

El programa «Siempre acompañados», que se celebra en Logroño de la mano de Cruz Roja, lucha contra la soledad de personas mayores, un problema difícil de detectar, y, por eso, necesita que se sumen a él tanto voluntarios como personas que se sientan solas y que quieran sentir la compañía de otros.

Así lo han explicado este martes los responsables del programa, que han participado en un acto denominado «Maratón de Palabras», junto al alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y al consejero de Servicios Sociales, Pablo Rubio.

Durante varias horas, una céntrica plaza de Logroño ha acogido este acto, en el que expertos en intervención con mayores y usuarios del programa han dialogado sobre lo que les aporta esta actividad, en la que personas de la tercera edad pueden ser voluntarios para acompañar o quienes reciben esa atención durante unas horas, en las que, simplemente, conversan con otras de su edad.

La Fundación La Caixa puso en marcha este programa en diferentes ciudades, en Logroño desde 2018, con el objetivo de «paliar la soledad de las personas mayores», ha detallado a Efe una de las técnicos del programa en la capital riojana, Iris Lete.

FOTO: EFE/Raquel Manzanares.

«No es lo mismo vivir solo que sentirse solo», ha detallado Lete, quien ha explicado que, en primer lugar, tratan de contar con el censo de personas que viven solas en caza zona en la que trabajan.

En realidad, «hablamos de un problema invisible, muy difícil de detectar, porque hay muchos mayores que son muy activos, se relacionan, pero, cuando llegan a sus casas, tienen ese sentimiento de soledad y lo pasan mal», ha relatado.

Esta situación afecta más a los mayores por las pérdidas que tienen, ya que «están en una etapa de la vida en la que pierden a su pareja, a conocidos, tienen ellos pérdidas cognitivas y físicas».

Además, ha indicado, pueden entrar en una situación en la que «la soledad les provoque consecuencias físicas y psicológicas, porque cuanto menos te relacionas peor estás» y eso es lo que busca combatir «Siempre acompañados».

Marisa Prado es una de las personas mayores que ejercen de voluntarias en el programa porque, ha dicho a Efe, «me jubilé y no sabía cómo emplear el tiempo» y «empecé haciendo actividades, pero luego me integré en este programa porque hay mucha gente que está sola y tiene problemas». A su lado, María Escudero, a la que acompañan los voluntarios porque «necesito comunicarme con gente de mi edad».

«Este programa me ha venido muy bien, le recomiendo a todos los mayores que prueben porque necesitamos estar con gente como nosotros y no aislarnos. En casa solos no hacemos nada», ha asegurado; mientras que «en este programa siempre están en contacto con nosotros y pendientes de que estemos bien», ha explicado a Efe.

«Logroño siempre está cercano a las personas que se siente solas», ha defendido el alcalde de la capital riojana, Pablo Hermoso de Mendoza, en declaraciones a los periodistas.
Ha reclamado una reflexión «no solo desde el punto de vista de los servicios sociales, sino desde todo lo que es la configuración del espacio urbano, la facilidad que tienen los mayores para salir a la calle o la accesibilidad».

En su opinión, «muchas veces se planifican las ciudades desde el planteamiento de una persona de mediana edad y con buena salud». Sin embargo, «no nos damos cuenta de que pequeños detalles perjudican a los mayores al disfrutar del espacio urbano y queremos que sientan que también es de ellos», ha destacado el alcalde, quien ha recordado que la cuarta parte de los logroñeses tiene más de 65 años.

En esta misma línea, el consejero de Servicios Sociales, ha detallado que en La Rioja hay más de 60.000 personas por encima de los 65 años y, por eso, «la prioridad debe ser dar respuesta a los problemas que tienen».

Ha recordado que en La Rioja hay 12 centros de participación activa para mayores, de los que 4 están en el programa «Siempre acompañados»; y, en total, en esos centros unas 8.000 personas participan en actividades contra la soledad no deseada.

Rubio ha insistido en que «una de cada cuatro personas mayores vive sola y, aunque lo haga por propia voluntad, muchas veces tiene necesidades que hay que atender, sociales, culturales o de prevención de la autonomía».

La responsable de este programa en la Fundación La Caixa, Eulalia Cardeña, ha recordado que el acto de este martes se enmarca en la celebración, el 1 de octubre, del Día Internacional de las Personas Mayores. «Aunque hablamos mucho de la soledad, cuesta mucho detectar este problema porque a los mayores les cuesta mucho hablar de ello», ha señalado.

En Logroño, ha detallado, «Siempre acompañados» atiende a 60 mayores, de los más de 1.000 que participan en el programa en España y Portugal y su deseo es «llegar a todo el mundo que esté solo para que se sienta mejor».

Subir