La Rioja

El programa de fiestas siembra la discordia en Calahorra

Parece que en los últimos años la polémica está asegurada en torno a las fiestas den honor a San Emeterio y San Celedonio. Si en 2019 fue el que la alcaldesa no nombrase a los patronos en el momento del chupinazo y en marzo de 2020 el Consistorio tuvo que salir a informar de que las fiestas sí se celebrarían tras un bulo que se lanzó sobre que estaban suspendidas (fueron las últimas en hacerlo antes del confinamiento), ahora el programa festivo ha sido la diana de las críticas, especialmente en redes sociales.

Hacía años que un programa de fiestas no tenía tanta repercusión entre los calagurritanos. Las críticas primero vinieron motivadas por el retraso de su presentación. Acostumbrados los calagurritanos a que se presentasen la primera semana de agosto, este año se presentó la segunda.

Este jueves, cuando parecía que ya la calma reinaba, salía el programa en PDF del Consistorio y lo hacía con una errata que llamó a muchos la atención. Una corrección de última hora había propiciado que Silvia Escribano, reina de la peña Calagurritana, apareciese como reina de las fiestas, en vez de la reina real: Paula Adán , representante de la peña Riojana. El PDF se corrigió de manera casi inmediata pero la foto con el error recorrió todos los whatsapp.

El programa físico en papel aparecerá a partir de la próxima semana debido a que el Consistorio ha preferido esperar ante la incertidumbre que había ante la posible suspensión de los actos pirotécnicos y la programación de otras actividades alternativas, como así ha sido.

Pero la polémica no se ha quedado ahí. El libro que cada año haciendo los comerciantes de la ciudad en los que se incluye el programa de fiestas este año en las paginas en las que se deberían salir los actos se incluyen sólo los fijos: chupinazo, ofrenda floral y procesión y los editores del programa se justifican con una pregunta: «¿La culpa, de quién? ¿Ayuntamiento/peñas?».

Varias de las empresas que se han anunciado en él se han quejado de la situación y el video de uno de ellos ha recorrido todos los whatsapp del municipio.

El Consistorio ha tenido que salir a decir, en una nota de prensa, que «ante la polémica surgida en referencia a libros vinculados a las fiestas que realizan personas de forma privada o interpuesta a través de empresas de impresión quiere manifestar que dichos libros son absolutamente ajenos al consistorio».

«Cualquier problema que surja en la redacción de esos libros así como cualquier otro asunto de índole económico derivado del cobro que estas empresas o particulares realizan sobre anunciantes y personas que de buena fe colaboran con ellos deben resolverlos con los responsables de dicha publicación», han dicho desde el equipo de gobierno.

Así explica que el día 10 de agosto, el Consistorio facilitó el programa oficial a cuantos se lo pidieron. De echo en el libro que cada año edita el Club Taurino siquiera que se incluyen los actos ( a falta de los que se han corregido por la suspensión de los actos pirotécnicos). «Lo recibimos en el mismo momento que todo el mundo», explica a NueveCuatroUno el presidente del club, Miguel García.

Desde el Consistorio recuerdan «a quienes hayan pagado por insertar publicidad de sus comercios o sus actividades en libros que publican personas o empresas a título privado o lucrativo, en el caso de no estar conformes con el servicio recibido, reclamen a dichos particulares o empresas cualquier incidencia que considere no se ajusta al servicio contratado o a la legalidad vigente».

Subir