Educación

USO reparte abanicos entre los profesores como «consuelo» ante el calor

La Federación de Enseñanza de USO ha comenzado a repartir abanicos entre los profesores riojanos como «consuelo» por los factores de estrés térmico y laboral derivados de la ola de calor que azota a la comunidad y ante la «ausencia de respuesta por parte de la Consejería de Educación a las quejas de los docentes, el alumnado y los docentes».

FEUSO denuncia que, junto a temperaturas superiores a los 27 grados centígrados, los docentes de La Rioja viven el final de curso cerca del ‘burnout’ o «síndrome del trabajador quemado».

«Es cierto que el Gobierno de La Rioja no tiene la culpa ni del frío, ni del calor ambiental, y que la medida estrella de la Administración ha sido la política de ventanas abiertas y la supresión de las jornadas especiales de septiembre y junio, pero consideramos que ahora mismo se debería adelantar la salida de clases para evitar riesgos mayores», apunta el sindicato.

Además, critica que «la falta de previsión y de respuesta por parte de la Administración nos lleva a vivir con continuas improvisaciones en las que, con frecuencia, parece que el Ejecutivo está más pendiente de los titulares, las cámaras y los micrófonos que de las necesidades reales de la comunidad educativa; y esto quema».

Subir