Sucesos

El atracador de Villamediana huyó con su hijo menor como copiloto

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en La Rioja ha dado por finalizada la ‘Operación Ultrices’, que se ha saldado con la detención de un varón de 43 años, de nacionalidad española y residente en esta comunidad, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación -atraco- cometido en una sucursal bancaria de la localidad riojana de Villamediana de Iregua.

Esta persona tiene un extenso historial delictivo por delitos contra el patrimonio y un carácter completamente propenso al delito, figurándole en bases de datos policiales otro atraco a una sucursal bancaria de la capital riojana.

El atraco

Sobre las 13:30 horas del 26 de abril un varón, cubriendo su rostro con dos mascarillas, gafas de sol y gorra para no ser identificado, accedió al interior de una sucursal bancaria de Villamediana de Iregua. Seguidamente, se introdujo en uno de los despachos y tras amenazar e intimidar al empleado se hizo con un botín de 3.000 euros, emprendiendo seguidamente la huida.

Inmediatamente se activó el protocolo de actuación previsto para este tipo de sucesos. Agentes del Equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Guardia Civil en La Rioja se trasladaron hasta la sucursal bancaria, para recabar información de empleados y testigos, llevando a cabo una minuciosa inspección ocular del lugar y proximidades.

Estas acciones han permitido poner nombre y apellido al presunto autor del atraco, un varón con extenso historial delictivo por delitos contra el patrimonio, que conocía a la perfección el funcionamiento de la entidad atracada al ser cliente de esta. Tras el golpe, huyó del lugar de los hechos en un vehículo de su propiedad, a toda velocidad y en dirección contraria.

Implicó a su hijo en la huida

En el interior del turismo viajaba como copiloto su propio hijo menor de edad, que lo utilizaba como cobertura para facilitar su huida, al creer que ante una eventual parada por las dotaciones de Guardia Civil que llevaban a cabo el cierre de vías de comunicación, le ayudaría a pasar desapercibido y a no levantar sospechas durante su identificación.

En la mañana del 17 de mayo los investigadores procedieron a la detención del atracador y al registro de su vivienda. Una vez finalizado fue trasladado a dependencias policiales para la instrucción de las diligencias y su puesta a disposición judicial.

Subir