Deportes

La UD Logroñés organiza un viaje en bus para vivir el playoff en Ferrol

La UD Logroñés ha vivido horas frenéticas durante el ocaso de este lunes para organizar su encuentro de playoff. Los blanquirrojos se enfrentarán al Villarreal B en A Malata (domingo, 18 horas), en un partido cuya sede se ha desvelado a menos de seis días de su disputa. El criterio empleado por la RFEF para seleccionar esta sede ha sido demanda de entradas para el partido. A menor demanda, sede de menor tamaño, como ha ocurrido con los riojanos. Y viceversa.

Había tres posibilidades: Riazor (34.000 espectadores), Balaídos (21.000) y A Malata (9.000). La Federación ha deshojado la margarita después de recibir la petición de los clubes. Riazor estaba destinada al Deportivo, así que la cuestión estaba entre Vigo y Ferrol. Sin conocer siquiera el lugar de disputa, 107 aficionados blanquirrojos han reservado entrada para apoyar a su equipo. Esa cifra, sumada a la escasa demanda de localidades desde Castellón (un filial despierta menos expectación); ha mandado a los riojanos al recinto de menor capacidad (Ferrol).

FOTO: Racing Ferrol.

Eso sí, los 107 blanquirrojos podrán aumentar en número. El club ha anunciado que habrá una segunda tanda para conseguir entradas. Esta estará sujeta a los periodos que determine la RFEF. Para conseguir una localidad, los hinchas tendrán que reservarla obligatoriamente. Posteriormente, cuando reciban el pase físico, será obligatorio acompañarlo con su nombre, sus apellidos y su DNI.

Minutos después de conocer el escenario de su choque, la UD Logroñés ha anunciado la organización de un viaje en bus. Por un precio de 40 euros, los aficionados podrán viajar para animar a su equipo. La salida tendrá lugar a las 3 de la madrugada desde la Puerta 0 de Las Gaunas, para llegar a Ferrol a las 12:00 y volver a la capital riojana a las 21:00. En total, más de 600 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta. Dieciocho horas de viaje para ver al equipo de su ciudad jugarse un ascenso a Segunda. Como reza el cántico: «¡Dicen que estamos locos de la cabeza!».

Un playoff atípico y descafeinado

A pesar de la ilusión que siempre generan estas citas, el formato de sede única lo hace más descafeinado. Se pierde la oportunidad de vivir corteos, calles repletas, estadios hasta la bandera… En su lugar, se verán estadios desangelados o con entradas pobres, aficionados que tendrán que cruzarse media España para ver un partido y cabreo por la falta de previsión respecto a la sede. En definitiva, el camino escogido por Luis Rubiales no ha gustado nada en las gradas.

Toca volver a la pelota y centrarse en la recta final de temporada, porque la UD Logroñés está a dos victorias de recuperar la Segunda División. El primer paso será ante el Villarreal B, en un partido que los de Albert Aguilá están obligados a ganar. En caso de que el empate se mantuviera a final de la prórroga, quedarían eliminados. Y si se clasifican, jugarían la final frente al vencedor del Racing de Ferrol-Nástic de Tarragona (sábado 11 de junio, 21:00). El mismo día de San Bernabé.

Subir