Sucesos

«Ha explotado un depósito y ha afectado al resto, que han tenido fisuras y fugas»

El jefe de sección de Protección Civil en Calahorra, José Fermín Galilea, ha explicado que el SOS Rioja ha recibido la primera llamada de alerta a las 12,46 horas indicando que había habido una explosión en el polígono El Recuenco. «Rápidamente hemos movilizado los recursos de bomberos, sanitarios y fuerzas y cuerpos de seguridad». Posteriormente, han tenido comunicación con la propia empresa (Iniciativas Bioenergeticas), quienes les han indicado que había personas afectadas.

Al llegar al lugar, ha proseguido, se ha confirmado el fallecimiento de dos hombres (31 y 40 años) que estaban en la zona donde ha ocurrido la explosión. En el momento del trágico suceso había alrededor de veinticinco empleados en la planta y no se han producido heridos graves. El dispositivo actual lo componen 26 bomberos, 23 agentes de Guardia Civil, un grupo sanitario de quince personas, otros cinco técnicos en el Puesto de Mando Avanzado y otra decena de personas para el control de accesos.

Foto: EFE/ Raquel Manzanares

Las empresas desalojadas del polígono Tejerías esta mañana podrán retomar su normal funcionamiento esta tarde, aunque aquellas que estén a menos de un kilómetro de la planta de biodiesel no podrán volver. «La zona del accidente se compone de cuatro depósitos de cuatrocientos metros cúbicos cada uno. Dos de ellos contenían biodiesel y otros dos aceite crudo para procesos industirales. Uno de ellos ha explotado y ha afectado al resto, que han tenido fisuras y fugas», ha apuntado Galilea.

Por este motivo, la intervención de los bomberos se ha centrado en contener el incendio del producto fugado -mezcla de biodiesel y aceite crudo-. «Es el que produce la nube de humo». Inicialmente, esta no ha afectado a ninguna población y, por la dirección en la que sopla el viento (alrededor de 40 kilómetros por hora) se desplaza valle abajo.

Foto: EFE/ Raquel Manzanares

«Además, tenemos que vigilar dos depósitos cercanos, pero no colindantes, con metanol (1.800 metros cúbicos) y con metilato (400 metros cúbicos). Estos productos sí que tienen características de explosividad», ha afirmado el técnico de emergencias.

Por ello, se ha contenido la progresión de la radiación térmica con unos monitores fijos que refrigeran la zona. «Tenemos refrigeración donde hay sustancias con riesgo y las propias acciones de extinción sobre los depósitos incendiados». La intención inicial era evitar nuevos riesgos. «A medida que la radiación térmica vaya a menos, el radio de seguridad para la población civil se irá reduciendo. Ahora es de mil metros y tenemos la intención de que haya una progresiva vuelta a la normalidad».

Foto: EFE/ Raquel Manzanares

El portavoz del Gobierno, Álex Dorado, ha lamentado profundamente el fallecimiento de las dos personas, destacando el «buen funcionamiento» de los servicios de emergencia y la coordinación entre todas las instituciones para controlar la situación. «Es pronto para determinar las causas del suceso», ha añadido, aunque el portavoz de la Guardia Civil, Miguel Ángel Sáenz, ha detallado que el instituto armado se ha hecho cargo de la investigación y ya trabajan sobre el terreno.

La alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido, ha señalado que se ha puesto en contacto con sus homólogos en los ayuntamientos cercanos para explicarles la situación de primera mano. «No hay ningún peligro para la población, la situación está controlada y se ha establecido un perímetro de seguridad».

Subir