La Rioja

La integración del hospital de Calahorra en el SERIS, un día histórico para La Rioja Baja

Representantes de los trabajadores del Fundación Hospital de Calahorra, la recién estrenada consejera de Salud, concejales y alcaldes de La Rioja Baja… todos se dieron cita el viernes en el Parlamento para estar presentes en un día «histórico». Para el hospital de Calahorra, en particular, y para la ciudadanía riojabajeña, en general. Tras más de dos décadas como fundación, desde ahora el hospital de referencia de La Rioja Baja pasará a formar parte del Servicio Riojano de Salud (SERIS).

Ya lo adelantaba el diputado socialista Francisco Ocón en la primera intervención de la votación de la ley: «Hoy es un gran día para esta tierra». Y desde ese momento, todos los intervinientes en el parlamento riojano coincidían en la importancia que tiene que el hospital riojabajeño pase de ser una fundación a estar en las mismas condiciones que el Hospital San Pedro de Logroño.

Henar Moreno (IU), una de las personas que más ha apostado por la integración en los últimos años, se congratulaba por la ley que estaba a punto de aprobarse: «Me alegro por los trabajadores del Fundación Hospital de Calahorra, pero me alegro más por la sociedad riojabajeña. No son ciudadanos de segunda y tienen los mismos derechos a ser atendidos en la sanidad pública que el resto de los riojanos».

Con el turno de Ciudadanos llegaban las explicaciones a su voto por parte de la diputada Pilar Rabasa. Aseguraba que no fue una «excepción» que la fundación naciese con esa fórmula. «Lo que era una excepción es que siguiese así en estos momentos». Recordaba la dirigente naranja que hasta este momento era la única fundación de estas características que quedaba en todo el país, tras las integraciones de los hospitales de Baleares y Madrid. Por ello, calificaba la ley como «un paso trascendental» en la mejora del sistema de salud riojano.

Quizás la nota más discordante fue la entonada por María Martín, exconsejera de Salud del PP en la pasada legislatura. «Sabemos que la integración es más beneficiosa y defendemos la integración», apuntó, pero ponía un pero. «Siempre que se garantice la equidad de todos los trabajadores sanitarios de La Rioja». Y es que ese fue el principal motivo para que el PP se abstuviese en la votación final: la fórmula elegida para la integración del personal.

«Ya hubo tres intentonas en la pasada legislatura que no salieron adelante por el rosario de recursos con la integración del hospital de Alcorcón en Madrid», explicó. Para la ahora diputada regional, «no se ha hablado con los representantes de los trabajadores del SERIS y la paz social se ha ido a volar». Además, agradeció la presencia del alcalde arnedano, Javier García, quien ahora defendía el hospital de Calahorra cuando desde desde su municipio se había pedido la elección libre de centro.

El portavoz del PSOE, Raúl Díaz, comenzó su intervención hablando de igualdad territorial. «Esta ley salda una deuda histórica con los más de treinta municipios de La Rioja Baja. Era una deuda pendiente desde su creación. Porque el nacimiento de un hijo, un cólico de riñón o un infarto no entienden de códigos postales», indicó, apuntando que ahora será más fácil captar profesionales. «No es una forma de premiar a los trabajadores de la FHC sino de prestigiarles».

La presidenta del Gobierno, Concha Andreu, también intervino en el debate para celebrar «un día histórico» para La Rioja Baja. Así lo demuestra que las valoraciones salieran más allá del parlamento riojano. Javier García, alcalde de Arnedo, valoraba la aprobación como «un sueño cumplido», especialmente para su municipio, que «reivindicó la elección libre de centro sí, pero también la integración del hospital en una movilización que emanó del pueblo y en la que había personas de todos los colores políticos».

Por su parte, la alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido, también sentía que estaba viviendo un día histórico. «La ley salda una deuda histórica con la ciudadanía de la Rioja Baja. El PSOE, desde la oposición, lo solicitó. Ahora en el gobierno cumple con este compromiso». Y es que, según la primera edil, gracias a ello la atención sanitaria a todos los ciudadanos de La Rioja será más igualitaria. «Mejoraremos la capacidad de nuestro hospital para atraer y fijar profesionales sanitarios y, lo más importante, los ciudadanos de La Rioja Baja tendremos una historia clínica igual que la del resto de la comunidad, evitando así los problemas que sufrían nuestros conciudadanos al ser derivados al Hospital San Pedro».

Subir