La Rioja

Éxito rotundo en la hostelería riojana este puente: «Hemos trabajado muy bien»

Esperemos que este haya sido el primero de muchos. El primer puente alejado de la mayor parte de restricciones que ha impuesto el COVID en estos últimos meses porque, afortunadamente, ha sido todo un éxito para la hostelería y restauración riojana.

Satisfacción generalizada en el sector porque «ha venido mucha gente de fuera y, aunque muchos logroñeses también se han ido, hemos trabajado muy bien», afirma el presidente de la Asociación de Hostelería Riojana, Francisco Martínez Bergés. El tiempo ha acompañado, y eso es un punto a favor, pero se nota que «la gente tiene ganas de salir y divertirse de día y de noche».

Bergés agradece la respuesta positiva del público pero, «¿cómo va a ser de ahora en adelante? Veremos, aunque, sería todo mucho más fácil si no siguiéramos una semana más en el Nivel 1 y el Gobierno regional levantara todas las restricciones». Aún con todo, el presidente reconoce que «llevamos una temporada donde el día a día va bien y ahora la noche ha empezado a moverse, así que esperamos no retroceder y volver a lo de antes». Bergés sabe que va a costar, pero «seguiremos en la pelea».

Un puente largo, el sol acompañando y la feria de Logrostock ha sido la combinación perfecta para Fernando Elías, presidente de la Asociación de Hosteleros de la zona de la Calle Laurel. «Ha sido fabuloso. Han llegado muchos turistas y las calles han estado muy animadas». Comparado con el 2020, obviamente, no tiene nada que ver, pero ya el verano prometía, aunque San Mateo «no fue lo que nos hubiera gustado. Algo normal teniendo en cuenta la falta de todos los actos principales: cohete, pisado, carrozas, peñas, fuegos…».

La evolución está siendo positiva «aunque todavía estamos muy distantes de la auténtica recuperación». Pero la calle Laurel ya sabe lo que pasa cuando llega un puente o unas fiestas más largas de lo habitual: «Mucha gente de Logroño se va a los pueblos, o si toca, a la playa, pero son épocas que atraen muchos visitantes, sobre todo, de Cataluña, Madrid y nuestros vecinos vascos y navarros. Además, hemos notado que ha venido gente de mediana edad para arriba, no tanto jóvenes».

Elías subraya que la zona es uno de los motores turísticos más importantes para atraer turistas, pero no solo basta con estos festivos. «Las expectativas son buenas, y ahora llega el 1 de noviembre y luego la Constitución, pero no solo vivimos de esto, el año es muy largo y confiamos en que la gente mantenga las ganas de salir, venir a La Rioja y pasar por la calle Laurel».

Ocupación máxima

La ocupación hotelera en la región no se ha quedado atrás. Demetrio Domínguez, presidente de la asociación de Hoteles de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), hace una valoración muy positiva y confirma que «los puentes en La Rioja son prioritarios y principales en la estadística, es temporada alta para la hotelería en la región».

Domínguez ha destacado que las estancias se han prolongado estos días durante más de dos noches y «se ha colgado el cartel de completo en varios municipios de la comunidad». El sábado y el domingo, Logroño, Ezcaray y Arnedo alcanzaron la máxima ocupación gracias, sobre todo, a los turistas de País Vasco, Cataluña, Madrid, «que conforman nuestros mercados fundamentales y nos aportan más visitantes a lo largo de todo el año».

El presidente de los hoteleros no quiere hablar de ‘camino a la recuperación’ para describir la situación actual, sino, más bien, de «camino de la realidad». ‘Virgencita, virgencita que me quede como estoy'». Domínguez cruza los dedos para que no haya más restricciones y confirma la idea general de que «la gente quiere viajar porque necesita felicidad y si compartes esas escapadas con pequeños grupos de familiares o amigos, La Rioja es un destino seguro que debe estar en la mente de todos los turistas. Eso sí, para que nos sigan eligiendo, hay que hacer promoción, promoción y más promoción».

Y en cuanto a las casas rurales riojanas este puente, «sueño cumplido». A José Joaquín Sanz, presidente de la Asociación de Casas Rurales de La Rioja (ASCARIOJA), no le tiembla la voz al asegurar, «sin querer exagerar», que estos días festivos los alojamientos turísticos de la región han rozado el 95 por ciento de ocupación. Así que se puede decir alto y claro: «Con este puente hemos regresado a cifras de 2019 por estas fechas. El del Pilar siempre ha sido un momento clave y de mayor afluencia de público y, tras el parón de 2020, hemos vuelto a recuperar la ilusión».

Subir