La Rioja

El verano comienza a florecer este miércoles en los jardines de Logroño

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha visitado este martes el Vivero Municipal, desde donde se producen las cerca de 100.000 plantas que se utilizan para embellecer los 295 parterres de la ciudad, que ocupan una superficie de 4.610 metros cuadrados.

A partir de este miércoles se inicia la campaña de plantación de flores de verano, en la que está previsto que se utilicen unas 46.000 plantas de flor.

En el Vivero Municipal de Logroño se realizan dos plantaciones de flor al año. La primera de ellas comienza en octubre con plantas resistentes a temperaturas bajas y la segunda comienza en abril y son especies que aguantan temperaturas más altas. En total, entre la temporada otoño-invierno y la de primavera-verano cada año salen de estas instalaciones municipales alrededor de 100.000 plantas de flor.

La flor de temporada que se va a plantar en los parterres son begonias, salvias, tagetes, dalias, alisum, cosmos, zinnia, verbena, phlox, geranio, celosías y lobelias,»que llenarán de colores la ciudad, lo que contribuirá a animar a la ciudadanía logroñesa y mejorará la biodiversidad», tal y como ha explicado el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza.

Las begonias suelen utilizarse para crear la ‘ñ’ de Logroño y la bandera de la ciudad que se exhiben en una de las laderas del Parque de San Miguel y para recrear una copa en la isleta que está situada entre la calle Chile y la circunvalación.

Al mismo tiempo que se realiza la plantación de la temporada de verano, se está llevando a cabo la retirada de las flores que se pusieron durante el invierno en los parterres, como pensamientos, violas, tulipanes, claveles, caléndulas, pacaretes habaneros, godetias, brasicas, prímulas, cerastium, mathiolas, nemesias, anthirinum, ciclámenes, miosotis.

La sustitución de todas estas especies florales por la plantación actual de flor de temporada que se llevará a cabo durante este mes de mayo permitirá que los parterres luzcan su esplendor durante todo el verano.

El alcalde ha agradecido la labor que realizan los operarios municipales de Jardines y del Vivero municipal, que «con su trabajo ayudan a mostrar Logroño como una ciudad cada vez más bella y más verde, con mayor calidad ambiental y más respetuosa con su medio ambiente, lo que la ciudadanía agradece y valora».

Esta Corporación, ha resaltado, «quiere potenciar el trabajo que se hace desde el Vivero para que cada vez haya más plantas y más variedad y también queremos volver a retomar las labores de educación medioambiental que se hacían para que los chavales y chavalas visiten el Vivero y puedan conocer todo el proceso, desde el germinado hasta la plantación final, y sean así conscientes de este trabajo que se hace desde el Ayuntamiento para embellecer la ciudad para la ciudadanía de Logroño».

Pablo Hermoso de Mendoza ha indicado que «el objetivo del equipo de Gobierno es conseguir una ciudad más sostenible, más segura y más saludable. Y esto se hace con políticas que nos encaminen a ello. Trabajamos desde que iniciamos el mandato por una ciudad que persiga un desarrollo urbano sostenible y como bien sabe la ciudadanía estamos dando los pasos adecuados».

El COVID-19, ha añadido, «ha puesto de manifiesto que es necesario que el reparto del espacio público cambie y nuestra ciudad y este equipo de Gobierno trabaja para ello, por responsabilidad en respuesta a la emergencia sanitaria, y porque nuestro modelo de ciudad pasa por la mejora de la calidad de vida de las personas».

Escudo verde

Además, ha apuntado, «también estamos comprometidos con la emergencia climática, con la biodiversidad y por eso la Concejalía de Medio Ambiente ha puesto en marcha el Escudo Verde, que pasa por cuidar nuestros parques de forma más naturalizada, con cambiar el modelo de las siegas, por eliminar el uso de productos químicos y nocivos. Queremos mejorar nuestros niveles de ruido y la calidad del aire que respiramos y lograr así una ciudad bella y una ciudad que cuida».

El Vivero Municipal se encarga de producir toda la flor de temporada y de obtener otras plantas y arbustos. Entre sus labores se incluye la siembra, repique, tratamientos, abonos, riegos, control de temperatura y humedad, hasta la entrega para su plantación en los parques de Logroño.

También se ocupa de mantener y prestar las plantas ornamentales usadas en los actos públicos del Ayuntamiento, así como desbroces manuales de pequeñas zonas públicas y la producción de plantas aromáticas, tapizantes y rosales.

Subir