Salud

La Atención Primaria pide al Gobierno que redoble su inversión sanitaria

Siete entidades riojanas (Amnistía Internacional La Rioja, Asociación de Enfermería Comunitaria, Colegio Oficial de Enfermería de La Rioja, Colegio Oficial de Trabajo Social de La Rioja, Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en La Rioja, Rioja ACOGE y Sociedad Riojana de Medicina de Familia y Comunitaria) han emitido este domingo una declaración sobre la situación de la Atención Primaria en la región, en la que critican la gestión de un servicio «cercano al colapso».

El manifiesto recalca que «no existen justificaciones para dejar de tomar medidas que empeoren la calidad asistencial», en un momento en el que la pandemia ha sometido al sistema a «una presión sin precedentes» que «no se ha visto acompañada de medidas orientadas a reforzar la Atención Primaria y garantizar el derecho a la salud de todas las personas «.

El buen funcionamiento de la Atención Primaria «no puede recaer exclusivamente sobre sus profesionales». «La sobrecarga asistencial, junto con una percepción de no poder atender todas las necesidades de salud de la población, ha generado un alto grado de desgaste profesional, agotamiento, desesperación y hastío», advierten los colectivos firmantes, detallando que «las trabajadoras sanitarias se han visto especialmente afectadas porque a la sobrecarga asistencial se ha sumado la adaptación de cuidados en el espacio doméstico, con niveles adicionales de estrés y sufrimiento».

En su declaración, los colectivos explican que «los muchos años de deterioro se pretenden resolver ahora con soluciones en el nivel hospitalario, olvidando que ese deterioro radica en una financiación escasa y en unas formas de gestión y gobierno inadecuadas».

Opacidad e impedimentos

El manifiesto lamenta que «la democratización y la coparticipación ciudadana en asuntos de salud tampoco han llegado a La Rioja. Los distintos Gobiernos han puesto impedimentos al acercamiento a los centros de salud de colectivos y organizaciones sociales y a la autogestión de ciertos aspectos de la Atención Primaria», una realidad que «puede cambiar ahora con un pequeño avance en la constitución de los Consejos de Salud de Zona».

Los firmantes explican que la falta de análisis de las necesidades de salud a través de los diagnósticos de salud comunitarios «da lugar a que no exista una dotación de recursos profesionales sanitarios y no sanitarios acordes con ellas y apunta como uno de los problemas más serios y de urgente solución».

Sus demandas

Por todo ello, estos colectivos plantean las siguientes demandas al Gobierno de La Rioja:

– «Que se dote a la Atención Primaria de los medios económicos necesarios hasta alcanzar el 25 % del presupuesto que el gobierno dedica a la sanidad en La Rioja. En la actualidad es del 13,7 %.

– Es imprescindible dotar a Atención Primaria de estructuras propias dotándola de autonomía de gestión con una Gerencia propia, que gestione un presupuesto, con un conocimiento profundo de los centros de salud, de sus profesionales y de la ciudadanía a la que atiende.

– Captación inmediata, real y efectiva de más profesionales sanitarios y no sanitarios, a fin de acercarnos a los estándares de plantillas de los países de la Unión Europea.

– las carteras de servicios a las necesidades y características de la población. Dotarlas de normas técnicas mínimas de indicadores de salud de perfil cualitativo y no solo cuantitativo. Lo cualitativo mejora la salud, lo cuantitativo solo satisface la estadística.

– Que sean evaluables anualmente y negociadas con los equipos de atención primaria donde los Consejos de Salud deben tener un papel relevante.

– Desarrollar un modelo organizativo multidisciplinar real en Atención Primaria y llevar al máximo nivel de competencia cada perfil profesional.

– Resolver de una vez por todas las competencias profesionales de enfermera para que puedan dispensar en su ámbito de intervención, al igual que lo hacen en más de siete comunidades autónomas, con lo que se evitarían multiplicar trámites a los pacientes y consultas innecesarias a otros profesionales.

– Reorganizar en su momento las estructuras básicas de salud teniendo en cuenta las características geográficas, demográficas, económicas, culturales y ambientales, considerando así los determinantes en salud como pieza fundamental en el diseño de los planes de salud.

– La Atención Primaria se basa en una relación de confianza entre el paciente y el profesional, por lo que es imprescindible una atención presencial, que debe ser compatible con formas de atención no presencial, así como descargar a los profesionales sanitarios de las tareas burocráticas.

– Gestionar ante la Federación de Municipios de La Rioja y dar instrucciones a la Consejería de Salud para que se constituyan todos los Consejos de Salud de Zona en La Rioja antes del 15 de junio de 2021.

– Para lograr el compromiso en salud comunitaria y cuidados personales en salud es imprescindible que los consejos de salud se potencien y se pongan en valor haciendo de ellos unos espacios donde fluya el compromiso público con la salud, el trabajo social y el bienestar de la ciudadanía, dependan de la Dirección General de Salud Pública y que en el horizonte más cercano permita la elección democrática de los responsables de cada Consejo de Salud.

– La solución definitiva para la Atención Primaria, vendrá de la mano de la actualización de la Ley de Salud de La Rioja que data de 2002. Por lo que emplazamos al Gobierno al inicio de los trámites necesarios.

Por último, las organizaciones que impulsan el manifiesto avanzan que van a solicitar formalmente una entrevista «al más alto nivel del Gobierno de La Rioja» para presentar con más detalle nuestras propuestas y conocer cuáles son las alternativas que baraja, «por el momento desconocidas».

Subir