Crisis del Coronavirus

El febrero que acecha a La Rioja: 40 ingresos diarios en planta y 4 en UCI

La amenaza de los contagios de hoy: 44 hospitalizados al día en febrero, cuatro de ellos en la UCI

Pello Latasa es un profesional de perfil discreto en la gestión de la pandemia en La Rioja. Sus comparecencias públicas son contadas y en ellas mide sus palabras. Habla con pausa y sin alzar la voz, pero el paso del tiempo se empecina en convertir sus afirmaciones en sentencias, pues rara vez se equivoca en sus predicciones.

El director general de Salud Pública advirtió el pasado 9 de enero de que La Rioja doblaría su incidencia acumulada (por entonces de 424 casos por cada cien mil habitantes) en pocos días si se mantenía la tendencia de la epidemia. Cinco días después envió otra señal de alarma: «Si no frenamos ya superaremos los 800 casos con holgura«.  El 18 de enero la comunidad ya coqueteaba con los cuatro dígitos de incidencia y en la actualidad los registros no admiten comparación con ninguna otra fase de la pandemia. En su última intervención, el pasado miércoles, avanzó que la presión asistencial se dispararía a sus peores niveles. Y así estamos solo cuatro días después.

Pello Latasa.

¿Moraleja? Cuando el doctor Latasa se pronuncia conviene tomar nota. Y entre sus múltiples interpretaciones sobre lo que está por venir en La Rioja destacan un análisis y una advertencia. El análisis se refiere a la positividad, es decir, el número de contagios por coronavirus que el sistema sanitario detecta por cada cien pruebas realizadas. Hace diez días alertó de que «el ideal es de un 3 por ciento, pero actualmente tenemos un 17 por ciento en La Rioja y un punto más en Logroño». El dato, lejos de mejorar, ha ido a peor: el último boletín de la Consejería de Salud revela que la positividad a siete días es del 19,7 por ciento en La Rioja y del 21,9 en Logroño. Dicho de otro modo, uno de cada cinco test que se practican en La Rioja arroja un resultado positivo.

Las estadísticas con las que trabajan los gestores de la pandemia son claras: de cada cien contagios, once acabarán en el hospital y, de ellos, uno ingresará en la Unidad de Cuidados Intensivos. Y todo en el plazo de diez días. Con estas previsiones, y con los 400 positivos diarios con los que ha cerrado la semana La Rioja, cabe deducir que a principios de febrero se produzcan 44 hospitalizaciones y cuatro ingresos diarios en un servicio al borde del colapso.

Y esto entronca con la advertencia de Latasa: «Si seguimos con estos datos, necesitaríamos 80 camas UCI«. El Gobierno asegura que cuenta con capacidad para alcanzar las 75 y el personal sanitario disponible es el mismo que antes de la ampliación de la Unidad. Ojalá, al menos por una vez, el doctor Latasa se equivoque.

Subir