La Rioja

Desalojada una fiesta de doce adolescentes en un domicilio de Arnedo

Control de la Guardia Civil en Arnedo durante el confinamiento de la localidad

El pasado fin de semana, tras la llamada de algunos vecinos, la Policía Local de Arnedo tuvo que intervenir en un domicilio en el que se estaba celebrando una fiesta con la participación de doce personas con edades comprendidas entre los 16 y los 20 años. Fueron desalojadas y sancionadas. «No pretendo criminalizar a nuestra juventud, pues sabemos que comportamientos de este tipo se están dando en otros lugares y con personas adultas», ha señalado el alcalde de la localidad, Javier García.

García ha recordado que la situación epidemiológica en la ciudad sigue siendo muy crítica. «No logramos descender de los mil casos por cada 100.000 habitantes. Cifra que está muy lejos de lo que se recomienda, esto es, menos de cien casos por cada 100.000 habitantes. Comportamientos como el que relato son letales para una evolución favorable del escenario actual».

En este sentido, ha vuelto a apelar a la responsabilidad de todos. «Pedimos además la colaboración de todos los vecinos a la hora de denunciar situaciones de este tipo, pues como ya advertí hace unos días, el sesenta por ciento de los contagios se están produciendo en el ámbito familiar y doméstico, donde la relajación es evidente».

«A su vez, queremos recordar que cuando alguno de nosotros advirtamos síntomas compatibles con la COVID-19, debemos ponernos en contacto inmediato con nuestro centro de salud para, con toda probabilidad, aislarnos de cara a la práctica de una prueba PCR hasta conocer resultado definitivo», ha añadido el primer edil.

Por último, García ha recordado que la experiencia nos ha enseñado que determinados mensajes pueden conducir a una llamada a la rebeldía ante las medidas que se adoptan y que son eficaces si se cumplen. «Por favor, tenemos que bajar la curva de manera drástica. La presión hospitalaria es alarmante y los datos de nuestra ciudad, también. Es una cosa de todos, porque sin salud no hay nada. Seguimos a vuestra disposición. No bajemos la guardia».

Subir