La Rioja

Grave suspenso para la transparencia de La Rioja durante la pandemia

Hace unos días decíamos que el Gobierno de La Rioja llevaba tres semanas sin poner al día los datos relacionados con el COVID-19 en su web oficial. Ahora ya son cuatro. Un mes. El único cambio en este tiempo, los casos activos por municipios que han comenzado a actualizar diariamente. Algo es algo, aunque claramente insuficiente porque ni siquiera recoge la totalidad de los casos sino los registrados en los municipios de más de 1.000 habitantes.

Un análisis realizado por la verificadora Newtral ha confirmado que las comunidades que ya daban información completa y bien estructurada en agosto siguen haciéndolo ahora, incluso reforzando algún apartado. Sin embargo, en el caso de La Rioja, constata que «ha rebajado su oferta» en las últimas semanas. «En septiembre ha dejado de actualizar muchos datos que en agosto sí actualizaba. Y pese a tener una visualización que ayuda a entender la información, no es posible estar al día a través de su web».

No sale muy bien parada la información ofrecida por el Gobierno de La Rioja. Sólo Extremadura y Galicia empeoran la nota de la comunidad.

Veamos los parámetros analizados por Newtral:

– Información actualizada: más o menos.
– Evoución por provincias u otra división: más o menos.
– Datos desagregados por grupos socioeconómicos, edad, sexo, etc: más o menos.
– Tasa de mortalidad: más o menos.
– Datos desagregados de situación y fallecimientos en residencias: más o menos.
– Datos sobre la situación de los hospitales: no.
– Datos de personal de atención primaria: no.
– Dato actualizado de test totales realizados y positivos: más o menos.
– Datos de rastreadores: no.

A esa falta de transparencia en los datos se une también la falta de comparecencias públicas ante la prensa. La última fue el pasado martes (8 de septiembre), donde la consejera de Salud, Sara Alba, y el nuevo director general de Salud Pública, Pello Latasa, explicaron el confinamiento decretado en Alfaro. Un día antes, pese a la gravedad de la medida adoptada, el asunto fue solventado con un comunicado. Lo mismo con las últimas restricciones adoptadas para encuentros sociales, hostelería, bodas, eventos deportivos…

Pello Latasa, Sara Alba y Emilio Izquierdo

Pese a ser una de las regiones más golpeadas por la segunda ola de COVID-19, las autoridades sanitarias de la comunidad no han considerado necesario comparecer para explicar el desarrollo de la pandemia. Ni siquiera para detallar los datos que avalan levantar el confinamiento de Alfaro o las actuaciones realizadas en la vuelta al cole, pese a detectarse positivos en varios centros y activarse los protocolos previstos en los planes de contingencia.

Dudas y más dudas sobre una gestión sanitaria totalmente desconocida que ya cuenta con 102 riojanos hospitalizados (17 en la UCI) y 97 residentes en centros de mayores que han resultado infectados. Más de 6.500 personas en cuarentena y tres municipios con sus alcaldes pidiendo a sus propios vecinos que limiten la movilidad (autoconfinamiento): Aldeanueva de Ebro, Rincón de Soto y Calahorra. Esta última, la segunda localidad más poblada de la comunidad y cerca de 24.000 habitantes. Casi nada.

En el fondo de esta «rebaja en la oferta» que constataba Newtral subyacen algunos ceses y varias dimisiones. Cabe recordar que la consejera de Salud, Sara Alba, ha asumido este verano la portavocía del Gobierno en detrimento de Chus del Río (despedido junto a la directora de Comunicación, Inés Royo) y que su departamento ha visto cambios de relevancia en pleno ascenso de la segunda ola.

La dimisión más destacada, la del director general de Salud Pública, Enrique Ramalle, catalogado por la propia Alba como el ‘Fernando Simón riojano’ allá por el mes de marzo. La que fuera mano derecha de la consejera ha alegado «motivos personales» para abandonar su puesto (Pello Latasa ha sido su sustituto), al igual que el subdirector general de Coordinación Sociosanitaria y Cuidados, Jorge Mínguez, persona de confianza de Ramalle. El hasta ahora director de gabinete de la Consejería de Salud, Rubén Vinagre, ha relevado en el cargo a Mínguez en un nombramiento ampliamente criticado por el estamento sanitario al tratarse de un periodista.

Recién llegados a sus puestos al Gobierno de La Rioja, los nuevos directores de comunicación (Javier Torrontegui y Nagore de los Ríos) parece que tienen trabajo por delante.

Subir