La Rioja

¿Qué buscan los turistas en La Rioja? El vino y la calma, sus grandes reclamos

Agosto riojano, una fila de personas forma una fila ante la Oficina de turismo en la céntrica calle Portales de Logroño. El excepcional verano no frena las ganas de descubrir La Rioja. Gastronomía, calma, paisajes naturales, gente abierta, temperaturas más frescas que en otras zonas del país y, sobre todo, mucho vino son algunas de las características que valoran los turistas.

«Hemos estado mirando las cifras de contagios hasta el final», reconoce Josefina que, junto a sus amigos Juan Carlos y Almudena, han organizado unas vacaciones a la comunidad desde Yecla (Murcia). «Además hemos modificado el viaje en función de los casos que había en otras comunidades autónomas, en un principio», añade Almudena. Alojados en Briones, los tres coinciden en la belleza del municipio y lo que les atrajo a visitar la región: el vino.

Josefina, Almudena y Juan Carlos, turistas de Yecla (Murcia). | Foto: Nuria Pajares

Parada en el Camino de Santiago, Logroño acoge también a peregrinos en su viaje. Es el caso de Diana y sus amigos, procedentes de Barcelona. En su caso, se encuentran realizando una etapa de Logroño a Burgos. «En Logroño hemos pasado solo un día, vamos a ver si conseguimos las credenciales», explica. «Nos ha gustado la arquitectura, la gente es muy simpática, abierta y habladora», confiesan. Próxima parada: Nájera.

Peregrinos en La Rioja. | Foto: Nuria Pajares

Desde Jerez de la Frontera, en furgoneta y acompañados de su perro, Rocío y Carlos se han cruzado España con la intención de recorrer la costa del País Vasco y finalizar en los Picos de Europa. «No tenemos miedo al coronavirus. Al final tenemos que aprender a vivir con ello y el miedo no creo que ayude; hay que hacer vida normal, eso sí: con precaución», admite Carlos.

Serán dos o tres días los que pasen en Logroño, sin fecha fija de partida y dos semanas en ruta en busca de naturaleza y de temperaturas frescas. «El calor que hace en el sur es insoportable ahora mismo», reconoce Carlos: «Aquí hace un día de gloria, esto no es nada para nosotros».  «Nos decían que Logroño era una ciudad muy alegre, con muchos parquecitos, tranquila, el centro se ve muy bonito…», explica Rocío.

Carlos y Rocío: turistas en La Rioja procedentes de Jerez de la Frontera. | Foto: Nuria Pajares

Desde el sur, también han llegado a La Rioja Raúl y Marta, concretamente de Sevilla. A diferencia de los gaditanos, estos se sorprenden del calor que, en estos días, han azotado a la comunidad. «A mí me atraía el vino y la apuesta cultural de los monasterios», explica Raúl, que pasará tres noches en Logroño junto a su pareja. No es su única parada ‘norteña’, ya que han puesto un pie en la capital riojana tras visitar Valladolid.

Marta y Raúl, turistas sevillanos en La Rioja. | Foto: Nuria Pajares

En lo que respecta al turismo internacional, guardando fila se encuentran Claire y Lauren, que desde París han cogido su caravana rumbo a La Rioja, llegando a Logroño para conocer por la región en su primera visita. «El paisaje, sus viñas» es lo que les ha atraído a viajar hasta aquí, donde permanecerán dos semanas.

Claire y Lauren, turistas parisinos en La Rioja. | Foto: Nuria Pajares

Todos ellos llegan a La Rioja con distintas motivaciones, pero con un mismo objetivo: que su experiencia en nuestra tierra les ayude a sobrellevar un verano que será recordado durante décadas por motivos sanitarios.

Subir