La Rioja

La Rioja anulará en 2021 la «orden de desviar» a los heridos en accidentes a Los Manzanos

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha anunciado este viernes que la Consejería de Salud recuperará en 2021 una «fuente de ingresos para la sanidad pública», anulando la orden de desviar los heridos en accidentes de tráfico a la Clínica Los Manzanos de Lardero.

«Esto es algo que preocupaba a muchos riojanos. ¿Cómo es posible que el desvío fuera inmediato? Este gobierno se va a empeñar en cuidar el dinero de todos los riojanos y en llevar lo que tenemos que llevar a la sanidad pública, como los heridos en accidentes de tráfico», ha añadido.

Andreu ha realizado este anuncio en la segunda jornada del Debate del Estado de la Región. La presidenta hacía balance de las medidas adoptadas en materia sanitaria, tras el acuerdo programático con Izquierda Unida, como la ‘recuperación’ del proceso TAVI para el Hospital San Pedro o el aparcamiento del CIBIR.

Tras analizar la situación de partida, en la que existían instrucciones internas de hace una década para derivar a los accidentados leves de tráfico a la sanidad privada, el grupo de trabajo de Reinternalización de Servicios Sanitarios está planificando los últimos detalles para que el Hospital San Pedro vuelva a asumir la totalidad de los servicios asistenciales que requieren los accidentados en los siniestros que tienen lugar en las carreteras riojanas.

Las instrucciones de derivar a los pacientes leves generaban que el importe de los costes sanitarios que las aseguradoras pagan por la asistencia sanitaria de sus asegurados fuera recibido por las empresas privadas. Se derivaban directamente a Viamed-Los Manzanos los traumatismos de extremidades sin fractura abierta, esguinces cervicales sin traumatismo cráneo encefálico, contusiones, quemaduras y abrasiones leves, entre otros.

Además, estas instrucciones también contemplaban la derivación de pacientes con otras condiciones tras la valoración realizada en el Hospital San Pedro, e incluso se establecía el servicio de ambulancias que había que utilizar. Aproximadamente, se calcula que se derivaban a la sanidad privada una media de unos 220 accidentados al año desde 2013, con un máximo anual de 320 derivaciones en 2015.

La reinternalización de los accidentados garantiza la continuidad asistencial a los pacientes en su tratamiento y recuperación, ofreciendo una atención integral y coordinada entre los diferentes niveles asistenciales, tanto entre los especialistas como en los médicos de familia, que realizan el seguimiento de los historiales clínicos.

Subir