Crisis del Coronavirus

El traslado de las procesiones a septiembre, en manos de la Diócesis

Pocas cosas duelen tanto a los cofrades como la suspensión de las procesiones por razones de fuerza mayor, bien sean las inclemencias meteorológicas o la alerta sanitaria del coronavirus, como es el caso.

Este mismo viernes la Junta de Gobierno de la Hermandad de Cofradías de la Pasión de la Ciudad de Logroño, reunida telemáticamente de forma extraordinaria, acordaba que -dadas las circunstancias- lo apropiado era suspender todas las procesiones de Semana Santa. En cambio, esto no implica necesariamente que el año 2020 se quede sin estaciones de penitencia.

Y es que la Santa Sede ha abierto una vía que permitiría ‘recuperar’ las procesiones en el mes de septiembre, siempre y cuando la situación sanitaria haya quedado atrás. La Congregación para el Culto Divino del Vaticano emitió este viernes un decreto para la Iglesia Católica universal en relación a la liturgia de las celebraciones propias de la Semana Santa, que se van a seguir realizando en algunos templos a puerta cerrada y retransmitidas por medios audiovisuales.

En el mismo documento se especifica que, si el obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño así lo considerase, las procesiones ahora suspendida podrían recuperarse dentro de medio año: «Las expresiones de piedad popular y las procesiones que enriquecen los días de la Semana Santa y del Triduo Pascual, a juicio del obispo diocesano, podrán ser trasladadas a otros días convenientes, por ejemplo, el 14 y 15 de septiembre».

Las fechas propuestas por el Vaticano se corresponden con dos festividades de calado en la Iglesia católica: el 14 de septiembre se celebra la Exaltación de la Santa Cruz y la jornada siguiente es la festividad de los Dolores de la Virgen María. Queda, por tanto, en manos de la Diócesis que el próximo mes de septiembre, en la antesala de San Mateo, las calles de las principales poblaciones riojanas puedan asistir a procesiones ‘tardías’ de Semana Santa.

Subir