La Rioja

Las propuestas con más apoyo en el Presupuesto Participativo de Logroño

El concejal de Participación Ciudadana, Kilian Cruz-Dunne, y la concejala presidenta de las Juntas de Distrito de Logroño, Eva Loza, han presentado dado a conocer las 432 iniciativas populares recibidas por el consistorio logroñés a través del proceso conocido como Presupuesto Participativo, que ha estado abierto del 25 de abril al 12 de junio de 2019 y en el que han participado 8.045 vecinas y vecinos de la ciudad. Las propuestas con más apoyos han sido las siguientes:

Movilidad urbana

Zona de carga y descarga en la calle Poeta Prudencio, 2 (469 apoyos); solucionar el problema de suelo resbaladizo en la calle Rafael Azcona y la colocación de bancos en ese tramo (467); y potenciar la red de carril bici (136).

Urbanismo y obras

Remodelación de la calle Vitoria, en el tramo comprendido entre las vías Chile y Labradores (468 apoyos); y ampliar y reparar las aceras de la calle Guipúzcoa (412).

Medio ambiente

Limpieza de jardines en la calle Rafael Azcona (469 apoyos).

Cultura y deportes

Cambiar el tartán de la pista del C.D.M. Adarraga (227 apoyos); y recuperar la antigua puerta de San Blas con motivo del V Centenario del Asedio a la Ciudad de Logroño (153).

Servicios sociales

Creación de una ludoteca en el barrio de El Campillo (75 apoyos); otra ludoteca y un centro joven en el barrio de El Arco (45); y un centro juvenil en la zona de Siete Infantes de Lara (30).

Las propuestas más curiosas

Finalmente, entre las propuestas más curiosas y novedosas con respecto a años anteriores, destacan proyectos como el cambio de las fuentes de agua de boca, para que predomine el surtido de agua hacia arriba y no hacia abajo; reconvertir la vieja estación de autobuses en un parque infantil con una zona exterior y otra interior; incluir zonas de juegos de agua en algún parque de la zona centro, tal y como ha figuran en muchas ciudades españolas y europeas; que la plaza del Mercado cuente con casetas permanentes de colores para el fomento de los pequeños negocios, principalmente de artesanía y productos ecológicos, lo que podría traducirse en un nuevo punto de interés turístico; o la creación de aparcamientos para motos y bicicletas en las esquinas de las calles, con lo que se facilitaría la visibilidad al evitar que los coches estaciones en estos espacios y se evitaría que los vehículos de dos ruedas aparquen en las aceras en aquellas calles como poco espacio para su apartamiento.

Comentarios
Subir