La Rioja

La abuela de Carolina perdió cien mil euros en una estafa ‘amorosa’

La instrucción del caso por el presunto asesinato de Carolina Corral a manos de su madre, que permanece arrestada sin fianza en la prisión de Logroño, sigue a la espera de conocer los resultados de la autopsia practicada a la niña, cuyo cadáver fue hallado el pasado lunes en un hotel de la capital riojana.

Aun así, el diario ABC avanza en su edición de este domingo que una de las cartas que la madre y la abuela de la pequeña dejó escritas antes de suicidarse arrojándose al Ebro. En ella, según la información firmada por Cruz Morcillo, Olga Febles relataba haber sido víctima de una estafa presuntamente cometida por un hombre al que habría conocido en Madrid. Según la misiva, el presunto estafador la había engañado diciéndole que trabajaba para las Naciones Unidas y que sus hijos padecían una enfermedad por la que pedía dinero para abordar su tratamiento.

Los Bomberos retiran el cadáver de la abuela de Carolina Corral, localizado en el Ebro.

Según la información de ABC, Olga denunció el pasado mes de septiembre en Miranda de Ebro -donde regentaba un negocio con Adriana, la detenida como presunta autora del asesinato de Carolina- que a través de una variante de la estafa conocida como ‘cartas nigerianas’, le habría entregado al presunto estafador unos cien mil euros en varias remesas remitidas a cuentas de Turquía e Indonesia.

Cruz Morcillo relata también cómo la presunta asesina de su hija perdió la custodia de Carolina sobre la base de los informes psicosociales emitidos tras la separación de la pareja, pese a que la hermana señala que no se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico.

Los instructores del caso analizan, por tanto, si estos hechos pueden guardar relación con la muerte de la niña de 5 años, que ha provocado una gran conmoción en toda la sociedad riojana y en especial en Haro, donde la pequeña vivía con su padre.

Comentarios
Subir