La Rioja

La tía de Carolina: «Mi hermana no estaba en tratamiento»

Tarde de agitación en el Palacio de Justicia de La Rioja. Tras la llegada de Adriana Ugueto –madre de la niña de cinco años que ha apareció muerta en el hotel Los Bracos– para declarar ante el juez, su hermana Daniela ha atendido a los medios de comunicación para aclarar que la presunta autora de la muerte de la menor no estaba en tratamiento psiquiátrico y que su sobrina no padecía ninguna enfermedad grave sino una neutropenia aguda (descenso de leucocitos): «Se le hacía un seguimiento por el Hospital de la Paz, que la veía cada seis meses».

Daniela Ugueto ha explicado que firmó su declaración ante la Policía Nacional el pasado martes (un día después de conocerse la noticia), aunque ella ya había acudido con anterioridad al cuartel de la Guardia Civil para alertar a las autoridades de la desaparición de su hermana, su madre y su sobrina. Su relato arranca a primerísima hora del domingo, 24 horas antes de hallar sin vida el cuerpo de Carolina y casi 48 de que su madre apareciera ahogada en el río Ebro.

«Mi hermana me llamó a las 7:30 horas y a las ocho yo me fui para su casa. Empezamos a llamarlas y no cogían el teléfono. Me mosqueé, llamé a los hospitales y me dijeron que no había nadie ingresado con esos nombres. A las diez de la mañana llamé a la Guardia Civil por si habían tenido algún accidente de tráfico, ya que se habían llevado el coche, y me dijeron que no. También me dijeron que n se podía poner ninguna denuncia hasta pasadas 24 horas y que igual se habían ido a la playa», ha comentado a los periodistas.

Los intentos de contacto telefónico continuaron hasta las seis de la tarda, ha proseguido en su relato: «Llama que llama, pero no aparecían. Como había que entregar a la niña a las ocho de la tarde, me fui al cuartel a las ocho menos cinco para decir que seguían sin aparecer y no me hicieron caso». El resto es lo ya sabido hasta la fecha. A las 9:30 horas del lunes, una noche después, Carolina está muerta en una habitación de hotel y su madre tiene actitudes suicidas en el alféizar de la ventana.

La hermana de la única acusada por el ‘Caso Carolina’ ha señalado que todavía no ha podido hablar con ella: «Me está costando asimilarlo porque no he podido ver a mi hermana ni a mi madre. Todo lo que sé es por los medios». Adriana Ugueto ha asegurado que ha entregado a las autoridades todo lo que encontraron relacionado con el caso, como unas cartas de despedida firmadas por su hermana y su madre, aunque no puede hacer ningún comentario sobre su contenido. «No tenemos ni idea de lo que ha ocurrido. Estamos tan desconcertados que no sabemos».

¿Por qué tanta preocupación desde primera hora del domingo? «Somos una familia muy unida al ser nosotras solas y, raramente, yo llamaba dos veces y no me cogían porque nosotras hablábamos todo el día», ha apuntado, aunque sí ha reconocido que su hermana se encontraba «triste» desde hace cuatro años, «algo lógico», cuando se produjo su separación. Sin embargo, el pasado jueves, último día que estuvo con ellas, ha comentado que estaban «bien» y en un aparente estado de normalidad.

Comentarios
Subir