La Rioja

IU llevará al Parlamento el cierre de sucursales en el entorno rural

Izquierda Unida ha criticado este viernes la intención de Ibercaja de cerrar en febrero decenas de oficinas que hasta ahora prestaban su servicio presencial en cerca de cien pequeños pueblos riojanos y que a partir de este mes de serán sustituidas por autobuses móviles que se trasladarán por estas localidades.

«Los habitantes de las zonas rurales de La Rioja van a perder este servicio, con el agravante de las dificultades que supone la entrada de los autobuses al centro de muchos de estos pequeños pueblos riojanos», lamenta la formación política.

Para IU, «esta decisión va en la dirección contraria de las políticas que deberían combatir los problemas que sufren los habitantes de nuestras zonas rurales y la ‘España vaciada’, que ya cuentan con importantes carencias y problemas de falta de servicios públicos, infraestructuras, comunicaciones, empleo o vivienda digna» y, por ello, exige que los poderes públicos tomen medidas para evitar esta situación.

Izquierda Unida señala que «durante los últimos años, los bancos y cajas de ahorros han recibido miles de millones de euros públicos para rescatarlos y evitar su quiebra durante los años de la crisis, sin que los hayan devuelto» y entiende que ahora «tienen la obligación de ofrecer servicio también en los pequeños municipios». En este sentido, se reafirma en la necesidad de crear una banca pública «cuyo primer objetivo sea prestar un servicio a los ciudadanos y no únicamente la obtención de beneficios».

Por ello, ante esta situación, Izquierda Unida planteará preguntas o iniciativas en el Parlamento de La Rioja, con el objetivo de tratar de evitar el cierre de decenas de oficinas bancarias en los pequeños municipios de nuestra región.

Subir