La Rioja

Hay ‘cantera’: los estudiantes riojanos se vuelcan con el Banco de Alimentos

Diferentes colegios e institutos, a través de sus profesores y alumnado, se volcaron con el Banco de Alimentos de La Rioja en los meses de noviembre y diciembre para recoger alimentos en sus distintas campañas de los últimos meses del año y seguidamente donarlos para los más necesitados. Campañas que no solamente son muy agradecidas por el Banco de Alimentos sino que son valoradas en su justa medida, porque confían que algunos de estos, todavía jóvenes, se puedan convertir en el futuro en voluntarios de la solidaridad.

De esta forma, los alumnos del IES Colegio Batalla de Clavijo de 1º y 2º de ESO realizaron un proyecto solidario sobre la institución, guiados por las profesoras María Villanueva e Isabel Villota, consiguiendo 142 kilos, y que tuvo una segunda parte con presencia en el almacén del Banco para hacer un importante reciclaje de bolsas de plástico, para su reutilización en la Gran Recogida 2020.

Los alumnos de 2º de ESO del IES Cosme García realizaron una recogida de alimentos durante dos semanas que cerraron con 97 kilos.

Por su parte, en el Colegio Paula Montal centraron su campaña durante dos semanas, la primera dedicada a la promoción y la segunda para la recogida, a lo que siguió la clasificación e inventario de los productos, realizado por los cursos de 1º y 2º de F.P. Básica en Servicios Comerciales, bajo la tutela de los profesores Eduardo Lovera y Cristina Abaigar, consiguiendo finalmente 389 kilos.

Desde el colegio San Pío X se llevaron al Banco de Alimentos. 42 kilos de alimentos. Desde el colegio de los Salesianos Domingo Savio 436 kilos y desde el Colegio Alcaste, 272 kilos.

Tampoco hay que olvidar los kilos aportados por el CPC Rey Pastor, cuyos alumnos aportaron 1.172 kilos, ni los del CEIP Vélez de Guevara, que fueron de 186.

Hay que sumar también los 1.037 kilos donados por Escolapias de Vara de Rey, los 152 del CEIP Caballero de la Rosa y los 450 del Colegio Alcaste-Las Fuentes.

En resumen, han sido unas campañas marcadas por la solidaridad de unos jóvenes en formación, «que son actualmente esponjas y que, bien conducidos por la inestimable labor de sus maestros, están acercándose y aprendiendo lo que es la solidaridad desde muy diferentes campañas, todas ellas con una explicación detallada de lo que se está haciendo y del objetivo de esas acciones que conducen a mirar a los que están más necesitados de ayudas».

Comentarios
Subir